Don Bosco es el campeón de la primera edición de la Lifune Sur tras ganarle a Dep. Las Coloradas por la mínima

Pese a los numerosos problemas de calendario para llevar adelante un campeonato normal, producto de la pandemia y las respectivas cuarentenas, se pudo llegar al final del campeonato de la Lifune Sur este pasado domingo. Con un sprint final para el infarto, dado que se definió en la última fecha el flamante campeón.

Este domingo se jugaron los cuatro partidos correspondientes a la 7° fecha dando así un final a esta primera edición. Sin chances de campeonar en el estadio de Junín, jugaron Santa Agustina frente a Pehuén, donde los de Aluminé lograron su primer triunfo por 3 a 1. Pehuén aún debe disputar un encuentro ante Dep. Cordillera que oportunamente fuera suspendido. Santa Agustina cierra una participación sin poder haber sumado de a tres en la 7 fechas.

A la misma hora en la cancha municipal de nuestra ciudad, se presentaron los dirigidos por Alexis Puga, donde lograron ganar su encuentro ante CEOS F. C. por la mínima y de esa manera alcanzaron el 3° puesto en esta edición. Una gran performance por parte de Cumbres dado que tan solo tropezó una sola vez, por la mínima, ante el actual campeón.

Embajador de los Andes más tarde jugó su trascendental encuentro ante Cordillera en el estadio municipal de Junín de los Andes, con una gran concurrencia de público, donde en un partido duro, trabajo y muy trabajado, sobre todo en la parte final ganó por 2 a 1. Los dos goles del conjunto sanmartinense los marcó Juan Chapitel. Con ese resultado, el equipo sanmartinense debía esperar un empate entre Las Coloradas y Don Bosco para gritar campeón o en su defecto que ganen los primeros.

Pese a que los resultados esperados no se dieron, Embajador de los Andes, el único equipo invicto, realizó un gran torneo, demostrando así el trabajo que viene realizando sus colaboradores para hacer del tricolor uno de los equipos más importantes de la ciudad. No se dio esta vez pero logró una base importante para lo que viene.

Con el resultado de Embajador, Don Bosco salió a la cancha a buscar el único resultado que le convenía para dar la vuelta olímpica. Ganar o ganar. Con esa premisa, ante un colmado estadio en la tarde dominguera, Don Bosco chocó una y otra vez ante el arquero Barros que con sus intervenciones logró mantener la valla cerrada hasta apenas algunos minutos antes del final donde el equipo dirigido por Claudio «Turco» García logró desnivelar. Algo que se le había negado promediando la segunda parte con un tiro desde el punto de penal que marró el jugador Walter Godoy.

De este modo, Don Bosco ganando su encuentro 1 a 0 se alzó con el título de la primera edición de la Lifune. El premio al goleador del torneo lo terminaron ganando Maximiliano Flores de Embajador de los Andes y Nicolás Flores del equipo campeón.

Luis Sánchez, ministro de Deportes de la provincia de Neuquén, que estuvo en el estadio, en diálogo con RSM, explicó que «es muy bueno el torneo que se llevó a cabo con mucho esfuerzo. Vamos a analizar para hacer una finalísima con el ganador de la Lifune de la ciudad de Neuquén», indicó.

Deja un comentario