El senador Oscar Parrilli presentó un proyecto de ley para declarar Paisaje Cultural Nacional al Parque Escultórico “Vía Christi”

En las últimas horas se conoció que el senador por Neuquén, Oscar Parrilli, presentó un proyecto de ley para declarar Paisaje Cultural Nacional al Parque Escultórico “Vía Christi” de la vecina ciudad de Junín de los Andes. Entre los fundamentos del senador se menciona que «el Parque Escultórico “Vía Christi”, se convirtió en un instrumento que promueve un sentido de interculturalidad e interreligiosidad».

El proyecto de ley dirigido a la presidenta del Senado, menciona que el «camino de Cristo» está emplazado en el Cerro de la Cruz, que se trata de un pequeño monte aledaño a la ciudad de Junín de los Andes en su límite oeste. Un lugar muy significativo para la comunidad local ya que a sus pies existió un cementerio donde, posteriormente, se colocó una cruz.

Cada año para el viernes santo de Pascua, se realizaba la procesión del Vía Crucis parroquial, el cual los últimos dos años se vieron interrumpidos por la pandemia del coronavirus. El cerro consta de un bosque, forestado por la provincia, desde donde se contempla el valle de Junín de los Andes.

El Vía Christi es una de las atracciones elegidas por los turistas, que a lo largo de 23 estaciones con imponentes esculturas recuerda en un recorrido pedestre de más de 2 kilómetros los momentos destacados de la vida de Jesús.

Los rostros de las esculturas adoptan rasgos de los hombres originarios de la zona, acompañados por placas en relieve que hacen un paralelo entre la vida de Cristo, la Iglesia, Ceferino Namuncurá, la beata Laura Vicuña y la historia de los pueblos indígenas.

El resto de los fundamentos expresado por Parrilli, para ser declarado «Paisaje Cultural Nacional», menciona lo siguiente:

«El arte, como rostro de la historia, expresa las mejores creaciones de cada una de las culturas presentes en nuestra tierra. A través de los símbolos, signos e imágenes propuestas.

El proyecto del Vía Christi nace en el año 1998 con la primera maqueta sobre la resurrección de Cristo, “Luz del mundo”, bajo la Dirección General del Arquitecto y Escultor Alejandro Santana quien fuera declarado Personalidad Ilustre por la LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN por su aporte a la localidad de Junín de los Andes y a la Provincia del Neuquén, a través de sus obras.

El entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio cuando vio las fotografías de lo que se estaba llevando a cabo en Junín de los Andes, dijo: “esto no es un Vía Crucis sino un Vía Christi”, cuyo significado es “camino de Cristo”. El Papa Francisco, cuando era Arzobispo de Buenos Aires, galardonó la obra con el premio “Juntos Educar 2003”.

El Vía Christi propone un recorrido de 2,5 km. – en 22 hectáreas totales-. Resulta una obra emblemática que refleja pasajes de la vida de Cristo de una manera muy particular, ya que los mismos están acompañados de rostros mapuche junto con personajes de la historia de la localidad de Junín de los Andes como Ceferino Namuncurá, Laura Vicuña, Rosa Cañicul y el padre Mateo. Ceferino ha sido un referente de la conjunción de la ideología cristiana y mapuche representada en un ser humano. Esta obra que comenzó muy humildemente hoy ha cobrado un relieve nacional e internacional por ser única en su género. En este lugar, se reúnen y se transmiten expresiones culturales, religiosas, étnicas y artísticas significantes para nuestra cultura.

El camino como símbolo, en la percepción popular de gran parte de la humanidad, es una metáfora del transitar de la vida. Los senderos del parque están proyectados y algunos ya construidos con guardas de las culturas originarias Argentinas. Los dibujos de estas guardas expresan los saberes de los grupos humanos que se materializaban en pinturas, tejidos, cesterías, cerámicas, entre otros objetos. Son ideogramas, representaciones gráficas de los conceptos, de sus creencias, de su cosmovisión.

Cum Cum Nieieu (lugar donde hubo juncos o lugar de encuentro) lugar donde se encuentra hoy la localidad de Junín de los Andes, estuvo habitada por comunidades originarias Mapuches y Tehuelches quienes utilizaban las bondades de este valle para encontrarse, intercambiar bienes y realizar sus rituales. Tras la Campaña del Desierto, el ejército se establece y llegan progresivamente pobladores de otras provincias argentinas y de países extranjeros (sirios, chilenos, alemanes, franceses, etc.).

La obra se materializa en esculturas modeladas en arcilla, las que sirven de original para el molde producido en yeso, y finalmente, en hormigón armado; siendo el tamaño de cada escultura de 2,8 veces el volumen natural. La composición se presenta en una escultura que explicita el tema de cada estación y un cartel de madera con el texto bíblico en que se inspira la escultura central, y con las referencias de los mitogramas y las pinturas rupestres de la cultura indígena argentina a la que pertenece.

En esta ciudad confluyen íconos naturales y culturales que conforman hoy la identidad del lugar, el Volcán Lanín, montaña sagrada para el pueblo Mapuche, el Santuario Nuestra Sra. de las Nieves y Laura Vicuña, ya que aquí vivió y murió Laura Vicuña la primer Santa Argentina y el Santuario de Ceferino en la comunidad Mapuche Namuncurá donde descansan los restos del Santo.

La escultura de Jesús Luz, ubicada en el cerro que preside a Junín de Los Andes representa la imagen de Cristo Resucitado de 45 mts de longitud de hierro y vidrio surgiendo de la tierra, Pachamama, en forma de luz. Esta obra culminará con una imagen de grandes dimensiones de Jesús resucitando y atravesando la tierra, intentando expresar la idea de que Dios atraviesa toda la existencia, la Tierra, la Pacha Mama, el universo infinito.

“Via Christi” se convierte en el misterioso encuentro entre Jesús y su pueblo. Es ese camino, por el cual las distintas generaciones van encontrándose con sus raíces, con su esencia.

Acompañado por las vistas, el paso del glaciar como origen geológico del lugar, el espacio geográfico conjuga componentes naturales y culturales intangibles que le confieren un valor agregado específico como referente excepcional de relevancia nacional. Ilustra el devenir de una sociedad y sus asentamientos a lo largo del tiempo, condicionados por los sucesivos contextos políticos, socioeconómicos y culturales.

Por todo lo expuesto, solicito a mis pares me acompañen en la aprobación de este Proyecto de Ley», finaliza mencionando el proyecto de ley.

Deja un comentario