Vibra Kai: un novedoso espacio de yoga y decoración en el corazón de San Martín de los Andes

Solo hace falta entrar al local, ubicado en av. San Martín 555, en la galería El Pórtico, para sentir la calidez y tranquilidad que transmite el lugar. Con armonía cromática y espacios bien delimitados, el lugar invita a pensar en el descanso y la belleza de crear momentos propios. RSM conversó con Camila Bruder, la joven emprendedora detrás de todo esto para conocer a fondo su propuesta.

Fotos: RSM

Inaugurado este último sábado, tras mucho esfuerzo y dedicación, Vibra Kai ofrece productos de decoración en torno a ropa de cama y blanquería, cosmética natural y aromaterapia. Además, en el piso superior funciona el estudio de yoga de Camila, donde se dictan clases de Yogaterapia -suave, de contacto sutil y controlado-, Yoga Prenatal, y Yoga Flow -más dinámico y movido-. 

Fotos: RSM

“Vibra Kai se divide en dos plantas para intentar combinar la armonía interior con la exterior. Desde muy joven tuve la oportunidad de viajar por Asia y aprender diferentes técnicas y herramientas de bienestar. Estudié terapias alternativas, florales, armonización sonora, meditación guiada y yoga, dentro de una búsqueda personal”, empieza a contar Bruder.

“Después, debido a una situación familiar muy dura, me quedé en Buenos Aires varios años y me dí cuenta de que todas esas herramientas que había aprendido me ayudaron a sobrepasar un momento que pensé interminable. Entonces decidí empezar a transmitirlas para que otros también puedan aprovecharlas. Todo lo que enseño primero pasó por mi cuerpo”, explica Camila.

Fotos: RSM

Con esa idea en mente se pasó varios veranos habitando la ciudad de San Martín de los Andes, buscando el lugar y la oportunidad para empezar a armar este proyecto. La idea de combinar sus conocimientos terapéuticos con elementos de decoración viene a raíz de la empresa familiar que desde hace años se dedica a la venta mayorista y en la que Camila empezó su experiencia laboral. 

Fotos: RSM

“Kai quiere decir mar u océano. Elegí ese nombre cuando surgió el emprendimiento, después de que falleciera mi papá, remitiéndome a la inmensidad del océano. Al entenderme como parte de un todo, de la naturaleza, y comprendiendo que no hay barreras físicas para el vínculo entre almas, pude permitirme seguir conectada con él”, explica esta joven emprendedora sobre el origen de Vibra Kai.

Además de las clases de yoga, con múltiples ofertas de horarios, Camila combina las sesiones con terapia floral, psicoaromaterapia, meditaciones guiadas, armonización sonora y masaje sonoro. Cada clase es grupal pero con cupos reducidos, de no más de 5 personas. También se puede solicitar clase particular o en burbuja familiar. “La idea es abrir espacios para conectar, compartir y comunicar. Se trabaja un abordaje profundo y personal, acompañando procesos y compartiendo herramientas”.

En este nuevo local, Vibra Kai propone explorar y trabajar la comodidad exterior en sintonía con la interior. “Yoga es más que mover el cuerpo, se trata de integrar todo, expresarse y vincularse con el entorno. Este espacio no hubiera sido posible sin la ayuda y el aliento de mi familia, mi pareja y mis amigos, que me acompañaron un montón. Lo más importante es valorar y agradecer lo recibido”, concluye Bruder.

Vibra Kai se encuentra en Av. San Martín 555, dentro de la Galería El Pórtico. Para consultas sobre horarios de clases y productos se puede enviar un whatsapp al 2972 406737 o por redes sociales en @Vibra.Kai.

Deja un comentario