«Estas obras de electrificación rural van a tener un altísimo impacto positivo en San Martín, Junín de los Andes y Las Coloradas», indicó el gerente general del EPEN

Se llevo a cabo la presentación de las Obras de Electrificación Rural que se están realizando en la zona Sur de la Provincia del Neuquén en el marco del programa PROSAP, enmarcada en varias poblaciones y tanto en Junín de los Andes, como San Martín de los Andes y Las Coloradas entre otras líneas. Este miércoles antes de hacerlo de manera oficial en Junín de los Andes, el Ingeniero Mario Moya, Gerente de Obras y el Ingeniero Raúl Barahona, Gerente General del EPEN, dialogaron en los estudios de RSM Radio presentando el proyecto que beneficiará a 6.500 familias de las localidades y parajes de los departamentos de Huiliches, Catan Lil y Collón Cura.

Este proyecto de desarrollo agropecuario en áreas rurales con electrificación, que unirá Junín de los Andes-Las Coloradas, avanza en paralelo con la obra a cargo del EPEN y en el trabajo social-productivo a cargo del Ministerio de Producción e Industria. El programa es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través del Programa de Servicios Agrícolas (PROSAP) – perteneciente al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y coordinado en la provincia del Neuquén por el Ministerio de Producción e Industria.

Raúl Barahona, manifestó que esta obra que se viene llevando adelante «va a tener un altísimo impacto positivo en todas las comunidades de San Martín, Junín de los Andes y Las Coloradas. Pero fundamentalmente en las zonas rurales, porque con la ejecución de esta obra vamos a llegar a cientos de familias que no tenían este servicio».

Barahona explicó que el hecho de tener la luz desde hace años, hace que no se tome dimensión sobre lo que significa que en las comunidades donde hoy no hay servicio, puedan comenzar a tenerlo. «Estamos hablando de una obra que tiene una inversión de 18 millones de dólares, lo que habla de la magnitud de la misma. Es una línea que va desde Pío Protto hasta Las Coloradas, con todo lo que implica esto, atravesando campos, ríos, etc. La obra consiste en la ejecución de una doble terna en 33 kilovolts que sale de la estación de Pío Protto y que va hasta Junín de los Andes. De este modo se duplica la confiabilidad, es decir, si ahora cae una rama en una de las líneas, seguiremos energizando desde la otra. Con lo cual, reduciremos a la mitad las molestias que generan los cortes de energía», indicó el gerente.

El gerente además expresó que también sale de Junín a Las Coloradas una línea de 33 kilovolt, que implican 83 kilómetros, 11 subestaciones transformadoras, que le cambiará la vida a los pobladores de dicha localidad. «Esto ayudará a reducir máquinas que contaminan con el dióxido de carbono, por otra parte, generará mucho entusiasmo para los pobladores de las comunidades mapuches de El Salitral, San Ignacio, Costa de Catán Lil. Además incorpora esta obra la electrificación a Paso Mamuil Malal con todo el impacto que eso tiene para el turismo», indicó Barahona.

El Ingeniero Mario Moya Gerente de Obras, expresó que «el avance que tiene esta obra es del 44 por ciento. Estos programas tienen tres componentes importantes, uno es el de obras de infraestructura, otro el de asistencia técnica a los pobladores rurales. Asistencia en cuanto a mejorar lo que sería toda la parte productiva sumando la capacitación con profesionales y técnicos especializados. El tercer componente tiene que ver con el fortalecimiento institucional que permiten llevar adelante las tareas de mantenimiento».

Ambos gerentes explicaron que «la implementación de estos programas genera mayor sustento territorial y desarrollo provincial, debido a la incorporación de la electrificación en áreas rurales poco favorecidas por la falta del servicio. Por otra parte sostuvieron que con estos programas se logra construir una gran cantidad de infraestructura eléctrica, para muchas localidades y parajes del interior de la provincia que cuentan con pocos habitantes y que de otra manera hubiera sido muy complicado lograrlo, desde el punto de vista económico o que demandaría más tiempo».

«La provisión de infraestructura eléctrica sumado a la capacitación en su utilización tiene impactos positivos en los pequeños y medianos productores. Aumenta la productividad incorporando tecnología y se pueden obtener mayor provecho», indicó Moya.

Barahona además sostuvo que «contar con servicio eléctrico genera igualdad de condiciones y favorece al arraigo del poblador rural, un ejemplo de esto es ver que en distintos parajes se ha notado un aumento tanto en la población como en la matricula escolar luego de implementarse los proyectos».

Barahona también destacó el trabajo que se viene realizando aún en medio de la pandemia y la sequía que atraviesa la provincia. «Dado que no hubo veda climática se pudo avanzar en la obra, nunca se paró. Nosotros somos muy optimistas y estamos pensando que a este ritmo en abril/mayo del año que viene ya vamos a estar en un 90 o 95 por ciento. Las familias van a poder tener este preciado bien que es la energía eléctrica», adelantó el gerente.

En Junín de los Andes, después de presentar el proyecto en la entrevista radial, se realizó la Presentación de Obras de Electrificación Rural en la zona Sur de la provincia del Neuquén, que contó con la presencia de los intendentes de San Martín, de Junín de los Andes, de ambos gerentes y otras personalidades donde se destacaron ante los presentes, las siguientes obras y proyectos:

• Obra alimentador en Junín de los Andes, acondicionamiento de las redes de 13.2 kv para liberación de una segunda terna de 33 kv del proyecto.

• Reemplazo de 8 km de la línea de Media Tensión 13.2 KV, existente en las Coloradas y que en el futuro alimentará a dicha localidad.

• Alimentación y restructuración zona Pampa Trompul Comunidad “ Curruhuinca” en San Martin de los Andes.

El proyecto tiene por objetivo dotar a la región de energía eléctrica por red y reforzar el suministro a las zonas rurales, logrando que su uso contribuya no sólo a incrementar la productividad de los sistemas agropecuarios sino también a incorporar nuevas tecnologías.

El monto de inversión para las obras de electrificación del orden de los 18 millones de dólares será financiado en un 75% por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el 25% restante por parte de la provincia del Neuquén.

El total de las obras de electrificación rural que se realizarán en la zona sur de la provincia beneficiarán a más de 6500 familias (seis mil quinientas familias) en localidades y parajes de los departamentos Huiliches, Catan Lil y Collón Curá.

Además, impactará de forma beneficiosa para el medio ambiente ya que se propone reemplazar la generación térmica de energía -la cual utiliza motores a gas oil- interconectando a Las Coloradas al sistema eléctrico provincial.

Deja un comentario