Llega la temporada de la Chaqueta Amarilla ¿Qué hacer para controlar la anidación?

De a poco los días de sol van tomando protagonismo en el paisaje cordillerano, hay más horas de luz, aumenta la temperatura y con ella las ganas de estar al aire libre. Todo esto hace que turistas y residentes disfruten de la naturaleza, pero al mismo tiempo, se exponen a algunas incomodidades por la presencia de ciertos insectos que muchas veces además de ser molestos pueden resultar peligrosos, tal como ocurre con las Avispas Chaqueta Amarilla. 

Desde sus redes sociales, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) San Martín de los Andes, informó que es esta la época en la que las Reinas salen a buscar un nuevo lugar para armar su nido y crear nuevas colonias. Es por eso, que octubre y noviembre son los meses durante los cuales hay que construir las “trampas” para matarlas. 

Es importante destacar, que este insecto es exótico y mata cada año miles de insectos nativos, especialmente polinizadores, que son imprescindibles para mantener el equilibro de la flora y fauna de nuestros bosques. Por esta razón, subieron a su Facebook un instructivo de como armar una trampa para reinas y de esta forma evitar que se sigan reproduciendo. 

Mucha gente que llega de visita a la región, suele confundirlas con abejas e intentan espantarlas, pero hay que tener cuidado porque la picadura de una Chaqueta Amarilla puede ser peligrosa. La duda que surge en general es ¿Qué es lo que las hace peligrosas? 

Además de que poseen una enorme capacidad de adaptación a nuevos ambientes, no tienen depredadores naturales en la región por lo que el número de avispas puede ser muy alto en el momento de máxima actividad. Esto no solo es problemático porque un montón de insectos están pululando mientras se desarrolla la vida al aire libre, sino que pueden ser muy peligrosas para el humano, si pican o muerden. 

En general, las Chaquetas Amarillas no tienen la conducta de ir a atacar, solamente lo hacen cuando se sienten amenazadas. Por ejemplo, si una avispa queda entre pliegues de la ropa o si se pisa un nido sin querer, lo más probable es que piquen. Lo peligroso de la picadura, es que el aguijón está conectado a la glándula de veneno. La chaqueta tiene un aguijón con el que puede picar reiteradas veces y no morir. Es uno de los venenos más potentes que existen en la naturaleza. 

Y como si esto fuera poco, también muerden, tienen mandíbulas muy poderosas por ser un insecto carroñero. La mordedura solo provoca una inflamación local. Es un insecto peligroso, si uno tiene tendencia alérgica. La primera picadura no siempre desencadena la reacción alérgica, pero una fracción de la población puede generar anafilaxis. 

Durante el mes de marzo es cuando mayor presencia del insecto hay fuera del nido, es por eso que se recomienda a la población saber si se es alérgico o no y de esta forma poder tomar las medidas necesarias de prevención ante el desafortunado caso de una picadura. 

Desde el INTA, explicaron que hay que aprovechar esta época del año en el que la Reina se encuentra en búsqueda de un nuevo lugar para establecer su nido para poder combatirlas y de esa forma controlar la población.  

En el indicativo, muestran cómo hacer una Trampa con una botella: Hacer tres orificios en diferentes partes de una botella plástica transparente; añadir una taza de agua con tres gotas de detergente. Colgar en el interior un hilo con un trozo de carne pequeño y cerrar la tapa para sujetarlo. Colgar la botella a 1,5 metros de altura y renovar la carne cuando esté seca. Se aconseja sacar las avispas rutinariamente. 

Deja un comentario