Dos Cielos une el trabajo y el amor al vino de las bodegas Lagarde y Humberto Canale

El mercado del vino argentino se vio gratamente sorprendido por un nuevo vino que salió al mercado en edición limitada de 6.000 botellas, y que bajo el nombre de Dos Cielos, reúne el resultado del trabajo, las tierras, viñedos y sus frutos de Mendoza y Río Negro, en la Patagonia. Es que dos importantes bodegas, Lagarde y Humberto Canale, se unieron para elaborar y compartir con sus clientes y amigos un nuevo Dos Cielos. Su anterior añada fue elaborada en 2004.

«Dos familias argentinas unidas por la amistad y la pasión por la elaboración de vinos inolvidables vuelven a mezclar diferentes varietales de sus regiones vitivinícolas para crear una nueva añada de Dos Cielos, un ensamblaje caracterizado por un delicado equilibrio que promete un notable potencial de envejecimiento», afirma Guillermo Barzi Canale, director general y copropietario de H. Canale.

«Este vino me entusiasma porque es un proyecto que une a dos familias que comparten valores, una indudable pasión por el vino y el hecho de ser siempre emprendedores, incluso en tiempos difíciles», reflexiona Sofía Pescarmona, directora general de Bodega Lagarde.

La ficha técnica de Dos Cielos incluye tierras de Mendoza y Río Negro, y presenta una composición varietal 60% Malbec, 16% Cabernet Franc, 10% Petit Verdot, 7% Merlot y 7% Cyrah. Su cosecha fue manual entre marzo y abril de 2019. La fermentación, en tanques de acero inoxidable con levaduras indígenas, y tiene una crianza de 18 meses en barricas de roble francés.

A la vista, Dos Cielos 2019 es de color rojo rubí oscuro, limpio y brillante. Es aromáticamente intenso y muy complejo, con notas a frutas rojas y negras maduras así como en confitura. En boca es un vino de taninos finos y buena acidez, que le aportan una estructura firme. Es persistente y de final largo,  augurando un gran potencial de guarda.

«En la elaboración de este vino nos planteamos como objetivo que el mismo tuviera una identidad propia. En él conviven en armonía las expresiones de dos terruños diferentes, esto lo convierte en un vino único», explicó Horacio Bibiloni, enólogo de Humberto Canale. Por su parte, Juan Roby, enólogo de Lagarde, agregó: “Cumplimos la meta planteada al lograr un vino muy intenso y expresivo, que para mí se define por su complejidad y su estructura fina y elegante”.

Deja un comentario