Las familias que ocuparon terrenos en la Ruta 48 reclamaron una solución en las calles de la ciudad

En la tarde de ayer, las familias que hace casi un mes tomaron terrenos a la vera de la Ruta Provincial 48, marcharon por las calles de la ciudad reclamando una solución habitacional. Desde el 5 de noviembre en que se produjo la ocupación tuvieron varios encuentros con funcionarios municipales, en el lugar mismo en el que instalaron sus carpas, así como en el palacio municipal.

La posición de los funcionarios continúa siendo la misma y manifiestan que no se pueden resolver los problemas mientras continúen con la actitud de toma de tierras y ofrecen soluciones individuales, de acuerdo a cada necesidad solo si desisten de esta postura. La secretaria de Gobierno, Natalia Vita ya había manifestado: “No vamos a avalar esta situación y no se va a firmar un acta con un compromiso de darle un lote en algún lado como quizás se hizo en otro momento”. 

En este sentido, Vita aclaró: «Por el proceso en el que estamos, en el que se viene trabajando con el Instituto de vivienda, con el Consejo Asesor y con las organizaciones sociales donde también hay un montón de personas que están en las mismas condiciones o peores y por respeto a esas personas y por el trabajo que venimos haciendo no vamos a hacer otra cosa que acompañarlos en este proceso”.

Mientras tanto, la fiscalía ya emitió una orden de desalojo y permanentemente personal policial custodia que no ingresen más familias al lugar. En este sentido, desde el municipio se aclaró que no están buscando que se realiza un desalojo por la fuerza y esperan que quienes ocuparon cambien su actitud.

Deja un comentario