En el Parque Nacional Lanín se registraron cinco focos de incendio producto de la tormenta eléctrica

El intendente del Parque Nacional Lanín, Salvador Vellido, confirmó esta mañana en Radio Nacional San Martín de los Andes que uno de los incendios se inició en la zona del Lago Paimún, en el Cerro Huemul, a raíz de una tormenta «seca».

Debido a que en la zona está trabajando una cuadrilla donde el terreno tiene una gran pendiente, se destinó un helicóptero del Plan Nacional del manejo de fuego asentado en el regimiento del Ejército, que opera en esa zona y «hasta la zona de Pulmari y Lago Moquehue».

Por otra parte señaló que «además se produjeron cinco focos más distribuidos con presencia de humo en zonas cercanas a Meliquina y Aucapán». «Son humos en este caso, se generan incendios en la base de algunos árboles y lo primero que se identifica son humos. El asunto es dar lo antes posible para que no se propague», indicó el funcionario.

En la mañana de este martes, como parte de las acciones preventivas que se realizan, desde el Parque Nacional Lanín informaron que Nación desplegó medios aéreos en la Patagonia, con el envío de un avión hidrante y un helicóptero que harán Regimiento de Caballería del Ejército Argentino en San Martín de los Andes, y un avión hidrante y un helicóptero para la localidad rionegrina de San Carlos de Bariloche.

Esta tarde en la zona de Trompul, una cuadrilla de 7 trabajadores del ICE Lanín debieron ir a sofocar un incendio que producto de la tormenta eléctrica se había iniciado en la zona. Según pudo averiguar RSM, un coihue fue lo que se incendió. Rápidamente se sofocó ese sector, gracias al trabajo de los efectivos.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), envía medios aéreos a la Patagonia de cara a la temporada de peligrosidad de incendios forestales durante el verano. Gracias a una importante inversión de recursos, se desplegó un avión hidrante y un helicóptero que harán Regimiento de Caballería del Ejército Argentino en San Martín de los Andes, provincia de Neuquén, y un avión hidrante y un helicóptero para la localidad rionegrina de San Carlos de Bariloche.

En el comunicado informaron que «ya se encuentra disponible la Brigada Nacional Sur con base en Las Golondrinas, provincia de Chubut, conformada por 60 brigadistas que realizan tareas de capacitación, asistencia y apoyo técnico para las coordinaciones regionales del SNMF, las provincias y la Administración de Parques Nacionales.

El Ministerio que conduce Juan Cabandié organizó también jornadas de integración, entrenamiento y talleres para brigadas de incendios forestales de los sistemas provinciales de manejo del fuego de las provincias de Río Negro y Chubut, y del Parque Nacional Lago Puelo.

De acuerdo a un informe del Servicio Meteorológico Nacional, para los meses de diciembre, enero y febrero se anticipan condiciones adversas: el desarrollo del fenómeno “La Niña” dará lugar a temperaturas por sobre el promedio y a precipitaciones por debajo de la media sobre varios sectores de Argentina, en especial en la Patagonia. Por este motivo, sumado a la falta de lluvia y nieve que se produjo en el invierno, se registra mayor disponibilidad de combustible superior a lo normal, factores que facilitan la ocurrencia de incendios de acuerdo a la evaluación del Ministerio de Ambiente.

Las acciones que lleva adelante la cartera ambiental nacional forman parte de una política de prevención de incendios forestales en todo el país, para la que se ha profundizado el financiamiento. A partir de la creación de un fideicomiso con alícuota del tres por mil de pólizas de seguro, se incrementó el financiamiento del Servicio Nacional de Manejo del Fuego en $ 2.640 millones. Dicha suma se añade al presupuesto 2021, que contempla para el área $ 418 millones, por lo que la inversión total asciende a más de $ 3.000 millones. De esta manera, el presupuesto disponible para el año en curso es siete veces mayor que lo ejecutado el año pasado.

Cabe destacar que la Nación toma intervención luego de cumplirse los primeros niveles de actuación ante incendios forestales. En primer lugar comienza la responsabilidad jurisdiccional, donde las provincias y los parques nacionales responden de manera inmediata y actúan sobre los focos ígneos. En un segundo momento, de ser necesario, la jurisdicción coordina el pedido de colaboración al resto de la región. Y, por último, en el tercer nivel, si la magnitud del incendio supera el apoyo regional, se pide colaboración a otras regiones con la coordinación del Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

El 95 % de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas. Entre las primeras causas se encuentra el uso del fuego para la preparación de áreas de pastoreo. Otras causas que prevalecen son el abandono de tierras, las fogatas y las colillas de cigarrillos mal apagadas. Los factores climáticos, como la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes y los vientos fuertes, inciden en la propagación del fuego. Vale resaltar que, frente a la presencia de estas condiciones, deben extremarse las precauciones».

Deja un comentario