De paseo por Junín de los Andes: pesca, Vía Christi y descanso

A tan solo 40 kilómetros de San Martín de los Andes, se encuentra Junín de los Andes y el Río Chimehuín que en verano se convierte uno de los preferidos de los residentes y visitantes para pasar el día en contacto con la naturaleza, descansar, caminar un rato, pescar o hacer actividades acuáticas como rafting o hidrospeed. La oferta es variada y para todos los gustos. 

Foto RSM

Los fanáticos de la pesca con mosca seguramente ya oyeron hablar de este hermoso río, que nace en el lago Huechulafquen y pasa por la ciudad de Junín de los Andes. La temporada comenzó en noviembre y continúa hasta abril, por lo que pescadores de todas partes del país llegan hasta la localidad neuquina para disfrutar de este deporte que crece año a año.  

Las especies más buscadas por los expertos y amantes de la pesca deportiva que llegan hasta el Chimehuín son las especies exóticas como la trucha arco iris, marrón, fontinalis y salmón encerrado. En sus 53 kilómetros, hasta su confluencia con el río Collón Cura, ofrece las mejores posibilidades en cuanto a tamaño y calidad de esas especies. 

Por supuesto que también se puede aprovechar el día para descansar, tomar unos mates en la orilla o hacer un picnic y disfrutar del hermoso paisaje que lo rodea. Hay un sector cruzando un puente donde los chicos pueden correr y jugar a la pelota. Es habitual verlos reunidos y disfrutando de los días de sol que el verano patagónico les regala. 

Foto web Vía Chiristi

Otro clásico de la vecina ciudad, es el Vía Christi (camino de Cristo), un paseo imperdible para aquellos que quieren hacer un recorrido repleto de espiritualidad y fe. A pocas cuadras del centro de Junín de los Andes, en el cerro de la Cruz está ubicado este parque temático, que representa la vida de Jesucristo y de otras culturas como la Mapuche a lo largo de 2 kilómetros de recorrido pedestre. 

Deja un comentario