Darío Martínez sostuvo que «la producción de petróleo y gas en Argentina no tiene techo»

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, participó del acto de inauguración de la treceava exposición Oil & Gas organizada por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG). Junto al presidente de la entidad, Ernesto López Anadón, brindó una exposición en la que repasó la actualidad de la actividad hidrocarburífera, el contexto internacional y las acciones de gobierno destinadas a sostener el crecimiento de la producción.

En primer lugar, el secretario resaltó los últimos récords de producción. Para el caso del petróleo, “alcanzamos 571 mil barriles diarios, el número más alto de los últimos once años, un 14% más que el mismo mes del año pasado y un 10% más que el promedio del año 2019 en la prepandemia.

En materia de crudo no convencional, también tuvimos un crecimiento de un 55% superior al del año pasado, y de un 124 % con respecto al promedio del 2019., lo que ha hecho que la producción de carácter no convencional escale hasta componer hoy el 39% de la producción total del país”.

Respecto al gas, Martínez destacó que “también nos sorprendemos con los números: 11% más que el mismo período del año anterior, lo que habla a las claras que dejamos ya atrás el sombrío panorama del declino inexorable del 8% anual que nos amenazaba, y revirtiendo esa dramática tendencia, estos resultados se convierten en la primera línea de defensa del país contra la crisis global de los precios de los comodities energéticos.

Y, en lo concerniente al gas no convencional, Martínez destacó que “no se queda atrás, y su producción supera en 38% la del 2021, y 14 % la del promedio de 2019, convirtiéndose hoy en el 52% de la producción total del Gas Nacional”.

Sobre la evaluación de la producción futura, Martínez consideró que “Tenemos, además, buenas expectativas con la producción en el Sur del País. Las inversiones en recuperación secundaria y terciaria la cuenca de Golfo sostiene la producción de crudo pesado, tan necesario. Confiamos también que ese esfuerzo también de su fruto elevando la producción de Gas en yacimientos que estaban desinvertidos, y hoy tienen un plan de desarrollo y recuperación, de la mano del compromiso empresario”.

Al respecto, expuso el caso del proyecto Fenix, que “continuará con el desarrollo costa afuera en nuestro extremo sur, permitiendo mantener en el tiempo los niveles de producción de Gas. Así lo previó nuestro Gobierno, dándole un tratamiento especial en el Plan Gas.Ar, extendiéndole a 8 años las condiciones del mismo, para facilitar las inversiones necesarias”.

El capítulo de la exploración offshore también estuvo presente en las palabras del secretario, quien consideró lo siguiente sobre ella: “Las posibilidades de desarrollo de la producción offshore en nuestro mar, son magnificas. Las empresas adjudicatarias están planificando sus inversiones para la primera etapa de sísmica, y exploración. Ese nuevo perfil de la producción de Petróleo puede poner a la Argentina, en otra dimensión como productor, con todo el efecto en materia de divisas, actividad económica y creación de puestos de trabajo de calidad que ello implica. Nuestro Gobierno tiene a la producción offshore entre los objetivos centrales de la política energética, y el Presidente de la Nación, nos instruyo para que, dentro de cuidado del ambiente, y las máximas tecnologías de preservación, se aceleren todas las autorizaciones que se requieran para poner en marcha este tipo de producción».

En otro tramo de su presentación, Martínez contextualizó este incremento en el marco de la situación internacional en la que se inserta nuestro país: “Este mundo en crisis, y con volatilidad en materia energética, nos plantea una situación compleja para este invierno, pero también, si lo miramos en el mediano y en el largo plazo es un mundo de oportunidades. Es en esos plazos desde donde corresponde definir las políticas energéticas, dando previsibilidad y reglas claras, para reconstruir la confianza que la industria había perdido”.

En el mismo sentido, el secretario fue precedido en el uso de la palabra por el presidente del IAPG, López Anadón, quien también resaltó que, en la situación internacional, “Argentina se tiene que poner como objetivo pasar al frente y ser uno de los países que tenga relevancia en el reemplazo del suministro de muchos de los energéticos, que probablemente ya no fluyan más a Europa”.

“Hoy, el cuello de botella de esta pujanza productiva, esta en la capacidad de transporte, y otra vez, el Presiente y la Vicepresidenta de la Nación, toman una decisión estratégica, poniendo en marcha las obras del programa Transport.Ar, con el nuevo Gasoducto troncal Néstor Kirchner, con el objeto de ampliar la actual capacidad de transporte en 44 Millones de m3 diarios”.

Este nuevo gasoducto se trata de “una obra imprescindible, que permitirá escalar los actuales niveles de producción de Gas Nacional, con empresas Nacionales, Pymes Regionales y trabajadores Argentinos, que nos permitirán remplazar el GNL y el Gas Oil importado, con ahorros Fiscal y de divisas de miles de millones de dólares. Pero además, aumentar nuestras exportaciones a los países limítrofes, actividad que, en razón del Plan Gas.Ar, ya retomamos luego de 20 años”.

El secretario explicó que “el Gobierno determino un nivel de derechos de exportación compatibles con la actividad de producción de petróleo, y además y fundamentalmente, durante el año pasado, discutió, debatió y armó con todos los actores del sector, un proyecto de ley que el Presidente y la Vicepresidenta decidieron hacer propio, y remitir al Congreso. Una herramienta que, en línea con los ejes centrales del Plan Gas.Ar, consagra estabilidad en las reglas, mecanismos de exportaciones de crudo garantizadas y crecientes, acceso al mercado de divisas y un régimen e libre disponibilidad de las divisas provenientes de las exportaciones, así como tratamientos impositivos diferenciales para la actividad”.

Y consideró que se trata de “un proyecto de Ley que expresa los objetivos y los ejes de la política hidrocarburífera de nuestro Gobierno, y que sin dudas fue recibido e interpretado por la industria, de tal manera que hoy hayamos alcanzado este presente de producción récord de Petróleo”.

Para el secretario, es necesario continuar el diálogo y el trabajo con todos los actores del sector para dar respuesta a los desafíos y potencialidades que desarrolló a lo largo de su exposición, lo cual será posible “en la medida en que podamos seguir combinando el trabajo entre el gobierno nacional, los gobiernos provinciales, las productoras–con la locomotora de YPF y con todas las demás, los proveedores, las pymes y los trabajadores para lograr una sinergia donde todo empujemos hacia un mismo lugar”.

Deja un comentario