«Tenemos que esperar lo concreto porque no han puesto fecha certera para las cosas”, aseguró Lavandeyra

Luego de la visita del ministro de Gobierno y Educación, Osvaldo Llancafilo, a San Martín de los Andes y de su paso por la Escuela Albergue de Lolog, RSM dialogó con Matías Lavandeyra, secretario general de ATEN e Irene Urra, directora del establecimiento para conocer que sensaciones les dejó el encuentro. 

Foto Aten SMA

Por su parte, Lavandeyra, mostró cauteloso y expectante a lo que ocurra dentro de diez días, cuando el ministro regrese a la localidad. En este sentido, aseguró: “La verdad es que la primera sensación es que están en campaña. Si bien prestaron el oído, están escuchando y viendo, tenemos que esperar lo concreto, porque los discursos son muy lindos, al igual que todo lo que se planteó, pero bueno no han puesto fecha certera para las cosas”. 

Con relación a los trabajos de mantenimiento e infraestructura que precisan varias escuelas, el referente gremial, detalló: “Todavía no tenemos una fecha de inicio para las obras grandes, ni para las proyecciones educativas. Solamente nos informó cuando se iniciará con los arreglos más inmediatos. De todas maneras, en 10 días debería devolver para darle continuidad a esta mesa de trabajo y ahí veremos”. 

En tanto, la directora de la escuela de Lolog, aseguró que poder hablar directamente con Llancafilo y poder mostrarle las condiciones en las que estaban trabajando les brindo una “sensación esperanzadora”, a diferencia de lo que ocurrió con el tema de las obras que todavía no saben cuándo van a comenzar. Sobre este punto, Urra, profundizó: “Eso tiene sus plazos que, lamentablemente, no podemos apurar más, pero que haya ido a la escuela y conocido la realidad que teníamos que atravesar con los chicos diariamente fue dentro de todo positivo”. 

Al mismo tiempo, la directora, enfatizó que el clima lluvioso “hizo más fácil poder entender la necesidad de esa obra en lo inmediato”. Sobre todo, teniendo en cuenta que los alumnos debían salir a la intemperie para llegar a los baños o el comedor. 

Asimismo, Urra, resaltó el compromiso que asumió el ministro con las madres y los padres de nivel inicial “a quienes les dijo que se va a empezar a buscar un espacio dentro de la Villa. Es por eso, que ahora estamos hablando con los vecinos y preguntándoles si tienen un espacio que puedan alquilar o prestar para que la escuela se acomode”.  

Finalmente, se refirió a la preocupación que les genera a directivos, docente y comunidad educativa, los plazos que tiene la obra. Esto motivó a que le pidieran al ministro que “se garantice la jornada completa para la primaria, ya que es una obra que seguramente va a estar terminada a fines del 2023 con lo cual serían casi dos años sin que los alumnos puedan acudir la cantidad de horas previstas”. 

Deja un comentario