Con la discusión sobre la habilitación de los paradores, el Concejo Deliberante pone la mirada en la zonificación de la Costanera ¿Turística o residencial?

El Concejo Deliberante recepcionó las quejas de los vecinos que manifestaron su malestar por la habilitación de dos paradores gastronómicos a cielo abierto, y escuchó a sus dueños que proponen espacios privados que absorben la oferta de Food Trucks. En este marco se abrió una discusión que problematiza si el área de La Costanera tiene que ser zona residencial y de actividad turística.

En el mes de marzo, el cuerpo legislativo local, otorgó la habilitación del parador Slonjah, ubicado la Avenida Costanera 840, permitiéndole realizar actividades de bar, confitería, feria gastronómica y de artículos artesanales no comestibles. En este lugar, se instalaron varios de los Food Truks habilitados para prestar su servicio gastronómico con las condiciones eléctricas y de limpieza exigidas en la reglamentación. 

A su vez, en una sesión posterior, hicieron uso de la Banca del Vecino, quienes viven en las casas lindantes a este parador, como también al parador Jabalí, ubicado en Obeid 237. En esa oportunidad, las quejas de los vecinos estuvieron centradas en los ruidos molesto en horarios nocturnos, además de otras cuestiones relacionadas con la actividad de los paradores. 

Ante este planteo, desde la Comisión de Gobierno se planteó la discusión sobre la zonificación de los lugares afectados para definir qué tipo de habilitación corresponde a los paradores y qué respuesta se les puede dar a los vecinos. Para ello, convocaron a funcionarios del departamento ejecutivo, con el fin de comenzar a tratar los criterios para una definición de este tipo.

Mientras tanto, desde el parador Slonjah manifestaron la intención de hacer modificaciones el lugar, generando un espacio techado de cara a la próxima temporada invernal, que a su vez contribuiría a la reducción sonora que las actividades del parador genera.

3 Comments on Con la discusión sobre la habilitación de los paradores, el Concejo Deliberante pone la mirada en la zonificación de la Costanera ¿Turística o residencial?

  1. Con platita te dejan hacer cualquier cosa ,en el San Martín de la Gente

  2. Los ruidos molestos no sólo se producen por la actividad diaria. Mediante una excepción concedida por el Concejo Deliberante, se les ha otorgado un permiso de Promotores Culturales,
    que les permite realizar espectáculos en vivo de música electrónica, invadiendo con el sonido y vibraciones de sus parlantes durante horas a todo un vecindario, compuesto por familias, gente mayor y hoteleros que deben recibir las quejas y hasta cancelaciones de sus clientes por el ruido insoportable. Ninguna resolución de este tipo se debe tomar, pasando por encima de derechos garantizados por leyes superiores y sin considerar situaciones preexistentes.

  3. La costanera debe quedar libre de actividades comerciales; de lo contrario la costa del lago se contamina innecesariamente…necesitamos naturaleza. Los comercios en otra parte.

Responder a Eduardo Noé Cancelar respuesta