Golpearon y abusaron sexualmente de una alumna del CPEM 28

El grave episodio ocurrió alrededor de las 13:30 horas de este viernes dentro del predio del colegio secundario. El agresor, que no sería alumno del establecimiento, es un joven mayor de edad -entre 19 y 20 años- que ya tiene algunas denuncias por alumnos sobre el robo de celulares y otros elementos. La madre de la menor se comunicó con RSM para contar lo sucedido y así mantener alerta a padres, madres y alumnos con el fin de evitar una situación similar.

Foto: RSM

La mamá de la joven agredida, comentó que rápidamente realizó la denuncia correspondiente en la Comisaría 43° de nuestra ciudad, con el fin de que se encuentre al autor del hecho. «Mi hija como sus compañeros salieron después de las 13:10 del colegio, como se olvidó una carpeta de plástica, volvió y salió unos minutos después. De acuerdo a lo que me dijo iba detrás del grupo de sus compañeros. Allí, dentro del predio del CPEM 28, un chico de voz gruesa, zapatillas negras, pantalón negro, capucha negra y un pasamontañas de color negro con algunos dibujos, la tomó del brazo y la escondió detrás de una pared. Vale decir que en el establecimiento, el cerco está todo roto, por lo que cualquiera puede entrar y como las plantas están muy altas, no se ve si hay gente o no a los costados», así explicaba la madre de la menor aún conmocionada por lo sucedido.

La mujer continuó con el relato y explicó la peor parte que tuvo que vivir su hija: «Ahí contra la pared el muchacho comenzó a golpearla con puños en la cara, en los brazos y comenzó a tocar sus partes íntimas. Quería abusar de ella y la amenazó que si gritaba o si pedía ayuda la iba a matar o iba a ser peor para ella. En un momento dado hasta le quitó el celular, cuando ella lo amenazó que iba a llamarme, mientras continuaba reteniéndola allí detrás de la pared», explica la mujer.

Como vive cerca de la escuela y por la hora viendo que su hija no llegaba, la mamá comenzó a preocuparse, dado que no tenía noticias de su hija. «Yo sentía que algo pasaba, por eso la comencé a llamar. Le mandaba audios, los escuchaba pero no los respondía. Llamaba y por momentos no atendía o atendía y cortaba. Es que el teléfono lo tenía el agresor y le hacía escuchar los audios que yo le mandaba y la amenazaba. «Si vos decís algo yo te mato», le decía a mi hija», cuenta la madre.

En cierto momento la menor, abrumada por el miedo y los dolores que le causaron los golpes recibidos, logró reaccionar. «Ella estaba aterrada por el miedo y el espanto, pero reaccionó y logró patearle en los genitales. Producto de eso, él cayó en el suelo, se arrolló y mi hija pudo tomar el celular -que ni sabe cómo lo hizo- salió corriendo del lugar hacia la casa de su abuela», sostuvo la mamá.

«Yo para esa hora ya había salido de mi casa a buscarla, porque me dolía el pecho porque intuía que algo le pasaba a mi hija. Una vez en la casa de la abuela, me llamó y me dijo que mi hija estaba ahí. Cuando la fui a buscar, estaba con pánico, en shock, con golpes en la cara, en el ojo, en los brazos», explica la mamá aún movilizada por todo lo que le tocó vivir a su hija.

Luego de encontrarse con la jovencita, primero se presentó en la Comisaría 43° para hacer la denuncia. Allí con la menor presente relataron los hechos tal cual sucedieron. «Después de hacer la denuncia nos fuimos al Hospital Dr. Ramón Carrillo donde nos atendieron muy bien, tuvimos la atención y contención de psicólogos, de asistentes sociales, de médicos pediatras. Mi hija está con calmantes porque todavía está muy nerviosa, no quiere salir ni a la esquina, no quiere ir más a la escuela, está mal», explica la mujer.

Por otra parte contó a este medio que por el momento, solo tuvieron respuesta de la preceptora de la escuela, cuando se enteró de lo sucedido, pero esperan que la directora del establecimiento las llame, porque hasta este sábado por la mañana no hubo una comunicación de su parte.

«Gracias a Dios se pudo defender mi hija y no pasó algo mucho peor, pero hay otras nenas que quizás no puedan defenderse y si no reaccionan no sabemos lo que puede pasar. Los nenes no pueden ir tranquilos a la escuela porque estos tipos hacen lo que quieren. Más o menos está identificado el agresor, pero estos chicos no dejan que una nena vaya a la escuela tranquila, siempre están rodeando el CPEM, siempre buscan y roban a los chicos las cosas que llevan a la escuela. Hoy fue mi hija, mañana puede ser otra nena, por eso quiero visibilizar esto en nuestra ciudad», manifestó la mamá de la menor.

Al consultarle si tiene algún dato del autor de semejante hecho, la mamá explicó que «es del barrio, varias chicas ya se acercaron y explicaron cómo se mueve por la zona porque tiene todo sabido por dónde entrar y esconderse, es del barrio Chacra 4», indicó.

La mamá brindó la denuncia y los certificados correspondientes de la menor que recibió el ataque del joven. Por el momento no hay información oficial sobre la ubicación y la detención del mismo.

Deja un comentario