Los brigadistas continúan reclamando el pase a planta permanente a más de un año de su anuncio

Tras más de un año de espera, los brigadistas de Parques Nacionales, se manifestaron en el puente Chimehuín, para exigir se cumpla con la promesa de pase a planta permanente de los trabajadores. En este sentido, los referentes, aseguraron: «Nos vendieron humo. Nuestra situación laboral continúa precarizada, con compañeros contratados hace más de 20 años», indicaron.

Foto: gentileza

A fines de enero de 2021, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible se reunió con los brigadistas de Parques Nacionales y Servicio Nacional de Manejo del Fuego para presentarles un convenio colectivo sectorial. En el mismo se reconoce el trabajo específico de estos trabajadores. Sin embargo, al día de hoy continúa a la espera de ser aprobado por el Congreso. 

Es por eso, que este jueves decidieron manifestarse y visibilizar cuál es su situación actual. En primer lugar, remarcaron: “Si bien hace un año, nuestros salarios, tuvieron alguna recomposición, al día de hoy resultan insuficientes, y en muchos casos se encuentran marcadamente debajo de la canasta básica, agravándose la situación de aquellos compañeros que no cobran el adicional por zona”. 

En diálogo con RSM, Claudio Ovando, brigadista del Parque Nacional Lanín y bombero de Junín de los Andes, habló acerca de la convocatoria de este jueves y contó: “Vinieron muchos compañeros de distintos Parques y también vinieron a apoyarnos los guardaparques San Martín y Junín de los Andes. Pudimos entregar los panfletos, realizamos una asamblea y estamos programando un plenario solo de brigadistas”. 

Por otro lado, enfatizaron que los salarios no es la única problemática y que los recursos que reciben para desempeñar sus tareas, también, son insuficientes, tampoco cuentan con políticas de profesionalización para la actividad. Al respecto, afirmaron: “Estas deficiencias parten desde la falta de infraestructura adecuada, la falta de políticas concretas en términos de capacitaciones, del aprovisionamiento de indumentarias específicas y de recursos para desarrollar nuestras tareas diarias”. 

Desde hace años, los brigadistas, luchan para que la actividad se reconozca como de alto riesgo, algo que les permitiría una jubilación acorde a los riesgos que conlleva la actividad. Para ellos el tratamiento de un proyecto en el Senado de la Nación “significaría un avance, en la medida que el conjunto de las y los trabajadores brigadistas podamos hacer nuestros aportes al mismo”.

Deja un comentario