El Banco de Leche Humana del Neuquén obtuvo una certificación de calidad

Desde el año 2016 en la provincia de Neuquén comenzó a funcionar el Banco de Leche Humana (BLH) y desde ese momento el personal a cargo aspiró a conseguir la certificación de Normas ISO. A principio de este mes, luego de distintas auditorías el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) les otorgó la certificación en Norma ISO 9001:2015. 

Foto Salud Neuqués

El trabajo que permitió alcanzar esta certificación estuvo a cargo los equipos del BLH y la Red de Leche Humana del Neuquén, con el acompañamiento del Ministerio de Salud de la provincia, que trabajaron durante todos estos años para optimizar y mejorar los procesos. 

Desde hace mucho tiempo, se destaca la importancia que tiene el consumo de leche humana en los recién nacidos. En este sentido, la provincia de Neuquén cuenta con destacables índices de mortalidad infantil y el trabajo desarrollado desde el BLH y la Red de Leche Humana, se suman a todos los cuidados neonatales.

Fundamentalmente, el BLH, facilita el acceso de los niños nacidos y/o ingresados en instituciones asistenciales, con internación neonatal y/o pediátrica, según criterios médicos y nutricionales a una alimentación de calidad nutricional incomparable. 

Por su parte, la ministra de Salud Andrea Peve, se refirió a la importancia que tiene esta certificación para el sistema de Salud de la provincia y aseguró que es importante enmarcar estos avances en el Plan Provincial de Salud 2019-2023 y en la estrategia “Primeros 1000 Días – Tu Salud, nuestro futuro”.  

En este sentido, Peve, remarcó: “Quiero destacar la importancia que tiene para el Sistema de Salud este tipo de certificaciones de calidad, y por supuesto para el Banco de Leche, que también vienen de la mano con el gran trabajo que vienen haciendo en la mejora de sus procesos de trabajo como con las innovaciones tecnológicas que se han ido aplicando”. 

Desde el BLH, la jefa de servicio, Alejandra Buiarevich, contó que esta iniciativa surgió “para dar seguridad y calidad” al único producto alimentario humano que se genera desde la red de leche humana provincial. Con relación al proceso, recordó: “Iniciamos en el año 2018 y la pandemia prolongó un poco los tiempos, aunque las mejoras han sido permanentes y continuas”. 

El proceso de certificación le permitió al BLH alcanzar un modelo de gestión basado en la mejora continua, puesto que las estrategias y acciones que se desarrollan están orientadas a cumplir con la misión. Los valores de la institución, con procesos eficientes y de calidad certificada que permiten que la leche humana que reciben de las personas donantes de toda la provincia sea entregada con garantía de inocuidad a las y los bebés en las terapias neonatales. 

En San Martín de los Andes, la Red de Leche Humana, trabaja asesorando a las mujeres que desean donar leche y acompañándolas en todo el proceso. La extracción la realizan en sus casas, en los recipientes que la Red les entrega y luego un voluntario pasa por el domicilio a retirarla. Todo el tiempo se transporta en un freezer para conservar la cadena de frío, lo cual es sumamente importante para conservar la calidad de la leche. 

Todas las semanas hacen envíos al Banco de Leche Humana, ubicado en Cutral Co, donde se procesa y chequea que se haya cuidado su higiene, la cadena de frío y se lleva a cabo el proceso de pasteurización. Una vez concluido todo, está lista para el bebé que la requiera. 

El BLH es el encargado de conservar la leche hasta el momento que es requerida por alguna de las instituciones que, a través de una orden médica, solicita la cantidad que el bebé requiere. En caso de querer donar o de tener dudas, las interesadas pueden contactarse con Antonella La Rosa, puericultora de nuestra ciudad y parte de la Red de Lactancia.

Deja un comentario