¿Cómo regular el uso de pantallas durante las vacaciones de invierno? 

Estamos a mitad de la segunda semana de vacaciones en San Martín de los Andes y las ideas para entretener a los chicos empiezan a escasear eso puede llevar a que aumenten el uso de pantallas. Desde el Punto Saludable explicaron que “las pantallas crean complicaciones a nivel neurológico, ya que les puede dañar el área del lenguaje, habilidades sociales e incluso sus destrezas motrices. Esto se debe a que un niño que está frente a una de ellas no se relaciona, no se comunica y no se mueve”. 

Foto: Freepik

Muchas de las consecuencias también afectan a los adultos como por ejemplo los trastornos del sueño, principalmente dificultades para quedarse dormido. Esto se debe a que, porque cualquier emisión de luz, incluida la de estos dispositivos, perturban el reloj biológico de las personas. Los expertos explicaron: “El dormir está relacionado con una hormona llamada melatonina, la cual es secretada cuando hay oscuridad, por lo que al usar estas tecnologías antes de acostarse se frena el normal inicio de este ciclo”. 

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) en un informe, se refirió al aumento del uso de las tecnologías en general, especialmente, durante y después del período de pandemia, la exposición ilimitada a estos aparatos puede generar a largo plazo adicción. 

La utilización de televisión, Tablet, computadora y celular son las pantallas más frecuentes en la vida cotidiana, puede tener efectos positivos y negativos en su desarrollo dependiendo de cómo se utilicen. Para ello, se deben tener en cuenta, entre otras cosas, la edad, el tipo de utilización y cuánto tiempo se invierte en este tipo de actividad. 

Cuáles son los tiempos de empleo adecuados según la edad de los niños. La indicación general de los profesionales de la salud en menores de 2 años es la no utilización de pantallas. Según detallaron: “A esta edad, están en pleno desarrollo y entre las pautas madurativas importantes que se van cumpliendo en esta etapa, se encuentra el lenguaje”. El sistema nervioso central se desarrolla significativamente entre el nacimiento y los 36 meses, por lo que los estímulos que en esta etapa se reciban, serán muy importantes. 

Respecto a los niños y niñas mayores de 2 años indicaron que se puede proponer una hora diaria de exposición a contenidos adecuados para la edad. La recomendación es que no supere un máximo de dos horas diarias, ya que los pequeños cuentan con otras habilidades en esta etapa. 

Algunos tips para estas vacaciones de invierno que se pueden aplicar en cualquier época del año para evitar que los niños manipulen en exceso los dispositivos electrónicos. El primero, pero no siempre fácil es que los padres (o adulto responsable) se atrevan a limitar el acceso de sus hijos a estos. 

Los profesionales de la salud coincidieron en que “los adultos no deben planificar la vida de los pequeños todo el tiempo, pasándoles constantemente artículos para evitar que se aburran; hay que dejarles espacio para que se entretengan solos, creen cosas nuevas y utilicen la imaginación, solo así se desarrollarán debidamente”. 

En segundo lugar, incentivar el movimiento. Dar el ejemplo, aprovechar de llevarlos a andar en bicicleta, pasear a su mascota, que jueguen fútbol con los amigos, entre otras opciones. Las plazas y áreas verdes son lugares donde se pueden realizar diversas actividades para los menores. 

Otro tip, es favorecer las relaciones sociales. Es decir, que inviten a un amigo, visiten a familiares, etc. También se les pueden enseñar juegos saludables en los cuales corran y se muevan, como “la escondida” o “la mancha”. 

Las vacaciones pueden ser un buen momento para incentivar la lectura. Un buen libro puede captar la atención de un niño al punto de hacerlo olvidar la computadora o la tablet por varias horas. La clave está en buscar historias entretenidas, que sean de real interés de los pequeños, de modo que no sean percibidas como “obligatorias”. 

A la hora de salir, una recomendación, es llevar siempre lápices y libros para pintar. De esa forma se puede evitar tener que darles el celular para que no se aburran mientras están comiendo afuera o de visita en la casa de algún amigo. 

Por último, hacer de los bloques para armar y la plastilina sus aliados es una buena forma de pasar horas entretenidos y lejos de las pantallas sin protestar. Estos artículos favorecen además la concentración, motricidad fina y son fáciles de transportar.

Deja un comentario