Se aprobó la Emergencia Habitacional por séptima vez en San Martín de los Andes

El Concejo Deliberante aprobó por séptima vez la declaración de la Emergencia Habitacional, en San Martín de los Andes, por un período de dos años. En lo que fue la penúltima sesión del año, estuvieron presentes referentes de organizaciones sociales e instituciones de la ciudad. En ese marco, se hizo presente en el recinto el director del Instituto de Vivienda y Hábitat municipal (IVH), Carlos Menéndez, quien realizó un informe de gestión después de estar un año frente al organismo.

Declaración de la Emergencia Habitacional – Foto: RSM

En este sentido, el funcionario municipal detalló los convenios con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat para la terminación de 60 viviendas en el Barrio Intercultural y otras 37 en dos sectores distintos de Chacra 32. Estos convenios, sin la intervención del IPVU, implican un ingreso a la economía de la ciudad de 280 millones de pesos. También, destacó la presentación del proyecto de las 322 viviendas para las 12,5 hectáreas de Chacra 30, sumándose dos convenios del programa “Casa Propia” por un total de 72 viviendas más.

Después de esta presentación, los concejales de los distintos bloques destacaron el trabajo que había realizado el IVH en este año de gestión y el cuerpo legislativo aprobó por unanimidad la declaración de la Emergencia Habitacional.

La norma, entre otras cosas insta al Departamento Ejecutivo Municipal a gestionar ante el Estado Nacional y Provincial la adquisición de tierras de sus respectivos dominios a fin de ser transferidos al banco de tierras para paliar la presente emergencia; regularizar la condición dominial de los lotes ya existentes con viviendas de gestión estatal a fin de garantizar la titularidad de los mismos; y fomentar la producción autogestionaria de viviendas y hábitat, y normar la priorización de la misma, para una solución más digna y rápida.

Asimismo, promueve la conformación de consorcios de vecinos para la gestión y administración de planes de vivienda de propiedad horizontal existentes; instrumentar vía IPVU ADUS el traslado dominial de tierra y lotes a favor del municipio; y encomienda al Consejo Asesor la elaboración de la reglamentación de los artículos 108 y 109 de la Carta Orgánica Municipal, que permite al municipio vender tierras de su dominio privado, en forma directa y a precios de fomento.

Deja un comentario