En el Gobierno nacional ya se «conversa» la posibilidad de emitir billetes de 5 mil o 10 mil pesos

En el Gobierno admitieron “conversaciones” para sacar un billete de mayor denominación y es uno de los temas que se coló en la agenda económica de los últimos días.

La medida en estudio se debe a la pérdida de valor del billete de máxima denominación de Argentina, de 1.000 pesos, debido a la elevada inflación, lo que complica las compras cotidianas. Actualmente, $1.000 apenas equivalen a USD 2,71, si se tiene en cuenta la cotización de $369 con la que cerró el dólar blue esta semana.

Es así que el Ministerio de Economía estaría decidido a emitir billetes de mayor denominación, que podrían llegar a 5.000 o incluso a 10.000. La oportunidad será el cambio de timón en la Casa de la Moneda.

Es que el martes asume el nuevo titular de la institución, Ángel Mario Elettore, y el miércoles se reunirá con el ministro Sergio Massa. Allí se definirán los nuevos valores y los pasos a seguir.

Desde que fue emitido hace poco más de 5 años, el billete de $1.000 ya perdió más del 90% de su poder adquisitivo.

“Solicitar al Poder Ejecutivo Nacional, por intermedio del Ministerio de Economía, a través del Banco Central de la República Argentina y de la Casa de la Moneda, arbitren los medios necesarios, e instrumenten las medidas pertinentes, para la emisión de billetes de 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 pesos”, reclamó y agregó: “Desde la pandemia a esta parte, aumentó la necesidad de las familias y la demanda de las empresas, de contar con más dinero en efectivo, para satisfacer los requerimientos de la vida cotidiana, sumada a la inyección de montos de dinero a personas no bancarizadas que percibieron beneficios extraordinarios por parte del Estado”.

La legisladora, entre los motivos de su presentación, remarcó que un billete de 100 pesos en 2019 equivale hoy un total de 586 pesos “por el efecto inflacionario”. Lo mismo hizo con el billete del hornero: “Un billete de $1.000 debería ser uno de $9.000 ajustado por inflación”.

“Hoy el billete de más alta denominación, el billete de $ 1.000 (mil pesos), tiene solamente el 18% del valor adquisitivo que tenía en el 2017, cuando se puso en circulación, en ese momento, tenía un poder adquisitivo cinco veces superior al actual”, remarca la senadora opositora.

Ávila recordó que en los últimos 50 años la moneda argentina sufrió la quita de 13 ceros y en caso de que se opte por esa salida, con la eliminación de 3 ceros más, cada dígito sacado significaría un “1000% de devaluación”.

“Esta caída del valor nominal y real del peso, se refleja en que el billete de mayor denominación actual en Argentina es el segundo entre los que menos valor tienen, en dólares, en toda la región”, concluyó Ávila.

Deja un comentario