A tres meses de su inauguración, Juan Cabrera se refirió al nuevo edificio del hospital y al personal que se había solicitado

El vicedirector del hospital Dr. Ramón Carrillo, Juan Cabrera, fue entrevistado en RSM Radio y se le preguntó sobre el funcionamiento del nuevo edificio ante diversas críticas informales que circularon respecto a algunas deficiencias. También se le consultó sobre la cantidad de personal que había abocado a las distintas áreas. 

Sobre este último punto, Juan Cabrera explicó que al día de hoy faltan incorporar 10 enfermeros o enfermeras para cubrir todos los puestos pedidos. “De la lista que habíamos solicitado para que se nombren, faltan 10 enfermeros, pero porque no hay candidatos. Este número representa menos del 10% de la masa laboral que tenemos. Esto nos permitiría trabajar más holgados, pero no vamos a dejar de atender a alguien por esto. En este sentido, nosotros habíamos pedido 28 enfermeros y los cargos fueron asignados, pero no hay postulantes».

También se refirió al ingreso del personal médico, se sigue incorporando. “Ahora entraron dos especialistas en imágenes y un cardiólogo. También incorporamos un dermatólogo, un clínico y un terapista”. Asimismo, explicó que en el área administrativa se nombraron todos los cargos que se habían solicitado. “Para la producción que está teniendo el hospital estamos bien”, destacó Cabrera. 

El funcionario de la salud respondió respecto las instalaciones y rumores sobre la imposibilidad de trasladar camillas en los ascensores, por algunas problemáticas del nuevo edificio. En cuanto a esto fue categórico: “Obviamente, no se hubiera licitado el hospital si no se pudiera trasladar un paciente adentro, eso es básico”.

Foto: RSM

Se le preguntó también sobre las paredes de terapia intensiva, y si eran adecuadas para ello. Cabrera explicó que la terapia intensiva tiene seis lugares de internación con dimensiones más amplias que las mínimas establecidas por las normas. “La única característica que se establece para las paredes es que sean lavables, no se especifica de qué material”, aclaró. En este caso los materiales utilizados son de construcción en seco. “Por ahí la gente piensa que tendrían que ser de ladrillos, pero no es así. Las paredes están bien hechas y con pintura lavable”.

Foto: RSM

En relación con la habilitación de la calle que llega hasta el ingreso del nuevo edificio, que tiene la obra detenida, Juan Cabrera explicó que desde la institución se hicieron todos los pedidos a las áreas correspondientes. “Como se trata de una obra provincial, nosotros hicimos los reclamos pertinentes a las autoridades de salud transmitiendo la necesidad de tener esa calle habilitada para la accesibilidad de las personas, pero no tenemos una respuesta de fechas. La calle del puente es interna del hospital, no está diseñada para el tránsito de la gente. Está pensada para que las ambulancias puedan llegar a la guardia. Hoy están estacionados los autos de ambas manos, pero desde el hospital no podemos ponernos a hacer control de tránsito. No ha habido ningún inconveniente serio, pero si han volado algunos espejos retrovisores”.

Deja un comentario