Un árbol los salvó de caer en un barranco

Un Chevrolet Meriva que circulaban hacia el Lago Huechulafquen por la ruta 61, casi cae a un barranco de 30 metros de altura, de no ser por un gran árbol que hay en ese lugar.

El incidente ocurrió alrededor de las 20:30 de sábado. En ese momento, la Central de Bomberos fue advertida sobre un vehículo que estaba pronto a caerse por un barranco, en la zona conocida como “La boca del Chimehuin”, a 20 kilómetros de la ciudad cordillerana.


La persona que conducía declaró que cuando iba pasando por ese lugar, se le corrió el auto y se fue afuera del camino. “Por suerte quedó colgado porque tenían enfrente una caída de más de 30 metros y ahí si íbamos a lamentar a más de una víctima”, contó.

Tras asegurarse de que no había ningún herido, iniciaron un operativo para mover el auto que no tenía ningún desperfecto mecánico. Después del rescate los dueños del vehículo pusieron en marcha y siguieron su camino.

Publicidad

error: Contenido protegido ante copia