Kräft Brewers lleva su cerveza artesanal sanmartinense a México

Luego de cinco años de trabajo constante los resultados están llegando de una manera que sorprenden: Kräft Brewers, una cerveza artesanal que se hace en San Martín de los Andes, está a punto de realizar la primera exportación a Distrito Federal, en México. Y esto puede hacerlo entre otras cosas porque han adquirido tiempo atrás una máquina para enlatar, una de las pocas que hay en la región y que permite que el producto realizado aquí llegue de la mejor manera  a los distintos puntos del país donde hoy puede conseguirse: Palermo en Buenos Aires, Neuquén, Cutral Co, Misiones, y por supuesto en Junín de los Andes y en los bares y ventas de productos regionales de esta localidad.

Sebastián Szer y Diego Lignac se conocieron hace unos siete años, cuando uno de ellos vino un verano de vacaciones y sus hijitas se hicieron amigas. A comer a la casa de una de ellas, a conocerse los padres, a compartir historias y proyectos, a pensar en hacer cerveza. Sebastián venía de tener una agencia de remises en Buenos Aires y Diego, mecánico, tenía la intención de poner un taller de inyección electrónica. Lo que no sabían era que el destino les propondría una nueva jugada. Comenzaron cocinando 20 litros de cerveza para ellos, luego pasaron a fabricarla en una olla de 40 litros, birra que compartían con sus amigos, y el proyecto fue creciendo.

Hoy, en su fábrica ubicada en Villa Paur, fabrican entre 6.000 y 8.000 litros de cerveza artesanal por mes en siete diferentes variedades. Venden en botellitas y latas. Pero también tienen barras que llevan a eventos privados, casamientos y cumpleaños. Y, además de tener presencia en varios locales sanmartinenses, tienen un punto de venta, recarga y pequeño bar, en Junín de los Andes, sobre la calle Lamadrid al 53. Además, se están preparando para participar de la Fiesta de la Cerveza Artesanal del Sur Neuquino que se realizarrá en noviembre en el predio de la Sociedad Rural.

Se fueron capacitando, haciendo cursos de manipulación de alimentos, de trabajo con las levaduras (hacen microscopía en su pequeño laboratorio) para darle mayor estabilidad y calidad al producto, y montaron una fábrica, con habilitación nacional, que tiene salas de molienda, de cocción, de fermentación. Compraron unas máquinas especialmente diseñadas para enlatar, con barrido de oxígeno y descompresión, y no pararon de crecer.

En lata se consiguen tres estilos de cerveza artesanal: la Dorada Patagónica, la IPA y una negra Crem Stout. Y completa su producción que ofrecen en barriles con una APA, una Doble IPA, una Honey y una Scotish. Kräft Brewers, cerveza artesanal de acá, que representa a San Martín en la gastronomía nacional.

error: Contenido protegido ante copia