Emilia Otharán: “Voy a ser una funcionaria con la mirada puesta en los sectores de la sociedad que suelen ser olvidados”

Emilia Otharán ha sido concejal, en dos mandatos, por el movimiento Surco, desde donde realizó importantes gestiones en cuestiones vinculadas a los derechos de la Mujer, como la creación de la Comisaría de la Mujer y la búsqueda de una Casa de la Mujer, que sirviera, entre otras cosas, como refugio para víctimas de la violencia de género. Hace dos semanas se confirmó que Otharán formará parte de la gestión de Carlos Saloniti, en el área de Género, Diversidad, Mediación y Derechos Humanos, la cual depende de Desarrollo Social. En diálogo con RSM, Emilia explicó cuáles serán los objetivos de su gestión, la cual no será llevada adelante desde un despacho en el centro, como el resto del plantel municipal, sino desde Cordones de Chapelco, donde instalará una oficina ad hoc.

¿Cómo evalúas el escenario actual en relación a los temas de tu área (Género, Diversidad, Derechos Humanos y Mediación)?

Creo que lo que tenemos que cambiar son cosas muy estructurales. No solo respecto la violencia que sufren las mujeres sino también en relación a las violencias que sufren los pibes apremiados por la policía, por ejemplo, o la misma fragmentación social.

El laburo que hice desde agrupaciones como la Juana Azurduy o Barrios de Pie me permitió tener una visión muy profunda de un San Martín invisibilizado. Y me parece que desde lo estatal no ha habido una política ejecutiva fuerte y concreta tomando en cuenta a quienes más sufren en nuestra sociedad.

¿Qué acciones vas a tomar para poder ir revirtiendo esta situación?

Creo que son muchas las cosas por hacer: tenemos que tener un Refugio para víctimas de la violencia; hay que insistir en que se aplique la Ley Micaela, para que todos los empleados de los tres poderes se capaciten en la temática de género; hacer capacitaciones también con el personal de la Policía y de la Gendarmería; poder darle más fuerza a los teléfonos de atención a las víctimas de violencia de género, mediante campañas de sensibilización.

Me interesa que sea un trabajo integral, poder dialogar con la gente de Justicia, ver los protocolos ante situaciones de violencia de género del área de educación, y ser parte del Consejo Local de Géneros, que nuclea a variados actores de la sociedad civil que atienden esta temática.

¿Qué creés que será lo distintivo de tu gestión?

No quiero una gestión pensada solo desde mis ideales, sino acercarme a la gente para ver cuál es la situación real que están viviendo, cuáles son sus problemas. Es por eso que no voy a estar trabajando en el centro, sino que voy a estar en chacra 30 o chacra 32. Todavía no hay una oficina allá, pero la vamos a hacer. Voy a ser una funcionaria con la mirada puesta en los sectores de la sociedad que suelen ser olvidados.

En tu gestión de concejal te movilizaste fuertemente por la Casa de la Mujer, ¿qué hace falta para que pueda materializarse?

La Casa de la Mujer se plasmó en una ordenanza, que está vigente. El lugar en donde funcionaría está reservado y también está hecha la reglamentación con la cual funcionaría. Ya están los materiales para poder construirlo, está cercado el terreno.

Es cuestión de motorizarlo. Una de mis metas sería que esté listo para diciembre del año que viene.

Hoy en día hay varias agrupaciones de mujeres y diversidades conformadas en nuestra localidad, ¿cómo será tu diálogo con ellas?

Ni bien arranque la gestión estaré en el Consejo Local de Géneros, donde están nucleados distintos actores que atienden la temática, como el Hospital, las organizaciones sociales, la Comisaría de la Mujer. La idea es poder compartir las propuestas y el trabajo que se hace.

¿Cómo perfilás que será el trabajo con Natalia Vita a cargo de la Secretaría de Desarrollo, de la cual depende el área que estarás dirigiendo?

Me parece que vamos a trabajar muy bien, con Natalia tenemos muy buena relación. Es una persona frontal y ejecutiva, me gusta cómo labura. Y me parece bien que amplíe la manera en la que se entiende el trabajo, incluyendo cuestiones como Género, Diversidad y Derechos Humanos dentro de Desarrollo Social.

Siendo que en los años anteriores vos venís participando de otros partidos políticos, ¿te sorprendió que Saloniti te ofreciera estar en su equipo?

Me sorprendió que se animara a convocarme, porque creo que es la primera vez un gobierno local convoca a una persona que tuvo una militancia política en otras agrupaciones, en mi caso, en Surco. Pero ellos me conocen, saben lo que pienso y cómo trabajo.

¿Por qué decidiste sumarte a trabajar con el MPN?

Yo me identifico con el movimiento del Decrecimiento, ya no me siento muy representada por los partidos políticos, creo que todos terminan teniendo contradicciones muy fuertes. Pero a la vez creo que es un momento para poder hacer cosas y el MPN me parece un instrumento fuerte y que hoy me abre las puertas para poder trabajar en cosas que me interesan y en las que siento que puedo aportar a la comunidad, y eso me gusta. Mis amigos y los vecinos que me conocen me saludan contentos de que pueda estar ocupando este lugar.

Fotos: Leo Casanova – RSM

error: Contenido protegido ante copia