Patagonian Burgers: una propuesta innovadora para una esquina tradicional

El lugar, que fuera en su momento el tradicional “Café de la Plaza”, fue perdiendo protagonismo en el último tiempo. Hoy vuelve con una propuesta diametralmente diferente: Patagonian Burgers, una hamburguesería clásica que retoma la estética retro estadounidense.

Y la esquina no pasa inadvertida para quienes la ven. Logra cumplir con el deseo de Alejandro Cordón, su dueño: “quise romper el molde y ofrecerle algo diferente a la gente de acá”.

La carta cuenta con hamburguesas, hot dogs, sándwiches, y una nutrida oferta de cafetería. Contempla opciones vegetarianas, y a las bebidas tradicionales, entre las que se encuentran cervezas de gran calidad, también se suman frescas limonadas y smoothies.

“Con mi socio quisimos incorporar el producto patagónico, pero de una manera distinta: lo hicimos dialogar con la gastronomía americana. Así surgieron recetas de hamburguesas y salsas que incorporan el ciervo y el merkén, por ejemplo”, explicó Alejandro a RSM.

“Y el sistema es innovador para el pueblo: nos manejamos con autoservicio, lo que hace que los costos sean menores, entonces podemos ofrecer un producto más accesible, pero sin bajar la calidad de las materias primas”.

La estética tuvo una búsqueda intensa y llevó tres meses y medio de obra: “Hubo que modificar muchas cosas. Esta esquina venía teniendo muy poca inversión en el último tiempo, fue quedándose sin vida, así que le pusimos mucha dedicación para armar un espacio lindo y diferente. Y lo hicimos todo nosotros, punto por punto, estuvo buenísimo”, detalló Alejandro.

Toda la decoración invita a un viaje por la cultura retro norteamericana: hay cuadros de artistas, películas, cómics de los “años dorados” estadounidenses enmarcados en un piso de ajedrez y en colores que le hacen juego.

“La gente de acá lo re aceptó, le encanta ver la esquina viva de nuevo. Y los extranjeros entran solos, se sienten como en casa”, expresó el propietario.

Alejandro se inició en la gastronomía a sus 20 años, como barman. Las cosas fueron fluyendo y en 2002, cuando se mudó a San Martín de los Andes, tuvo el Down Town Matías, en el Peñón, por 10 años, junto a su padre. Luego gerenció otros locales y en 2017 arrancó una nueva aventura: comenzó con la comida rápida gourmet. Primero con el food truck, luego también en la Galería del Maitén: “estaba el proyecto de armar el patio de comidas en la galería, pero no terminaba de tomar forma. Yo me metí de cabeza, medio kamikaze, empecé solo y después se fueron sumando los otros locales. Hoy es un polo gastronómico importante que tiene el pueblo”.

“La Hot Dog Station de la galería se aceptó muy bien. Y surgió la posibilidad, con mi mejor amigo, de invertir juntos en un nuevo lugar. Queríamos hacer una hamburguesería clásica, pero rompiendo el molde, así que le dimos la forma de dinner de los 50´s”.

Así nació Patagonian Burgers, que se está volviendo un lugar habitual para los vecinos que ya lo descubrieron. Para desayunos, almuerzas, meriendas y cenas, abre sus puertas de 9 a 24 horas, todos los días. Solo el domingo hacen un horario diferente, de 18 a 24 horas.

Dejá una respuesta

error: Contenido protegido ante copia