Crítica de “Aves de Presa”: Una historia de emancipación

Por Francisco Corso

Luego de cortar con el Joker, Harley Quinn (Margot Robbie) decide crear su propio emprendimiento y ganarse la vida por si sola. Sin embargo, para ello, debe enfrentarse a las consecuencias de haber sido la pareja de uno de los mayores criminales de Gotham. Una reputación poco ortodoxa y el odio latente de toda la ciudad. Mientras que grandes capos de la mafia ven su ruptura como una oportunidad de vengarse y matarla, Harley lo ve como una chance de mostrar su valía y construirse su propio nombre.  

Al encargarle la narración a un personaje tan interesante como Harley, nos embargamos en un viaje vertiginoso lleno de saltos temporales, los cuales van acompañados de una voz en off que constantemente nos da la sensación de que nos están contando una historia en la cual hay que volver atrás cada vez que se olvidan un detalle. Esto le da un aire cómico y dinámico a la película en la cual nos vemos siendo llevados al pasado y al presente constantemente.

Esto también resulta en una propuesta interesante en torno a la caracterización del resto de personajes. Al tratarse de la perspectiva de Harley, contamos con una subjetividad que nos permite caricaturizar a aquellos personajes que no sean relevantes para la trama. Esto ayuda a enfatizar con la protagonista más rápida, y también aporta otra buena dosis de comedia.

Esta película marca otro tanto con el arte y la paleta de colores. Cathy Yan y Christina Hodson son conscientes de ello, por lo que nos entregan secuencias, cuyo único propósito pareciera ser el deleite visual. A ello se le suman combates perfectamente coreografiados que nos mantienen pegados a la pantalla durante la toda la película.

Por Francisco Corso

Aves de presa es una película que recomiendo. Luego de su antecesor, El Escuadrón Suicida, los fans de DC habían quedado con un mal sabor en torno a las producciones de Warner Brothers. Sin embargo, parecieran haber aprendido de sus errores, ya que esta película se dejó disfrutar. Y Si bien tuvo una particular inclinación al chiste rápido e innecesario. O también ciertas cuestiones del guion que resultaban poco creíbles. Nada de esto resulto ser un impedimento a la hora de disfrutar la película y pasar un buen rato.

error: Contenido protegido ante copia