Socios del club Lácar refaccionan el refugio Federico Graef

Cuando la situación generada por la pandemia del Coronavirus todavía no se había desatado, un grupo de socios de la Asociación Deportiva y Cultural Lácar comenzó a soñar con la posibilidad de darle nueva vida al histórico refugio del Club.

Lamentablemente la situación mundial frenó el impulso, pero ahora que ya se permiten las obras de construcción en San Martín de los Andes no hemos esperado un minuto y nos hemos puesto manos a las obras.

Se trata de un pequeño grupo de socios que invierten su tiempo, dinero y conocimientos sin que le cueste nada a la institución y abren la posibilidad a quienes quieran sumarse aportando trabajo o materiales como madera, chapas, pintura, cemento, áridos, herrajes, materiales eléctricos, estufas a leña, etc.

Una vez terminada la puesta a punto el lugar se usará no solo para que los chicos y socios puedan calentarse durante su actividad en el cerro sino también como un museo que muestre la historia del refugio y por ende, del cerro.

El Refugio Graef es parte de la historia del Cerro Chapelco, San Martín de los Andes y muy especialmente del Club Lácar y desde su año de construcción en 1948, generaciones de sanmartinenses amantes de la montaña pasaron por él y con los años y el uso su estado general se ha ido deteriorando al punto de haber sido cerrado.

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia