Menos en el AMBA, el resto del país ingresa a la fase cuatro de la cuarentena

El presidente Alberto Fernández junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que el aislamiento obligatorio pasará a una nueva fase en todo el país salvo en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde continuará en las mismas condiciones que hasta ahora.

«El decreto va a disponer que toda la Argentina pasa a la fase cuatro, mientras que el AMBA sigue en la tres. Esto no es un avance ni un retroceso, es trabajar con seriedad. En la Ciudad y el Gran Buenos Aires siguen las cosas como hoy», indicó el Presidente.

Alberto Fernández dijo hoy tener un «enorme orgullo» por el comportamiento de los ciudadanos durante la pandemia de coronavirus y consideró que la Argentina está «logrando los objetivos» planteados para controlar el avance de los contagios, durante una conferencia de prensa en la quinta de Olivos.

“La Argentina sigue el mismo proceso que venimos esperando que ocurra. La cantidad de casos se ha logrado ralentizar un poco más, la cantidad de fallecimientos, que siguen ocurriendo, están dentro de lo que pensábamos que iba a ocurrir. Diría que las cosas están ocurriendo como lo venimos planeando, sostuvo el presidente.

Y agregó: “Nosotros hemos sido muy estrictos en este tiempo. Y cuando digo nosotros hablo de la sociedad argentina, que ha escuchado nuestro pedido de cuidarse y de cuidar a los otros. Lo han hecho de un modo magnífico. Nosotros tenemos un enorme orgullo del comportamiento de nuestros ciudadanos y ciudadanas. Vemos que por ese comportamiento estamos logrando los objetivos”.

“Si uno mira cómo evoluciona Argentina, uno se sigue dando cuenta que es una situación bastante controlada. No tiene sentido que repare sobre los números. Si se compara la situación de otros países del continente, como Ecuador, Brasil y Chile, uno ahí puede mostrar el éxito que tuvimos como sociedad controlando la pandemia. No conocemos cómo esto se va a seguir desarrollando”, agregó.

«Lo que más me preocupa es la salud. Voy a cuidar a la gente antes que nada», puntualizó el Presidente, luego de realizar un comparativo de Argentina con el caso Suecia, el que fue utilizado principalmente por algunos sectores de la oposición. «Hay opositores que en Twitter hacen un descalabro», dijo.

Es por ello que pidió a quienes «son atrapados por la ansiedad en abrir la economía» que hagan este tipo de reflexiones. «No me van a torcer el brazo, voy a cuidar antes que nada a la gente», indicó. Y subrayó: “El trabajo de los gobernadores ha sido magnífico. Y por eso tengo la alegría de decir que estamos logrando los objetivos, pero no hemos ganado la batalla».

Deja un comentario