Le negaron la prisión domiciliaria por coronavirus al violador de nuestra ciudad condenado a 17 años

Se trata de Eduardo Carro, el sanmartinense que fue condenado a 17 años de prisión por violar a la hijas de su ex pareja. Cabe señalar que el 4 de abril pasado, la justicia neuquina le brindo la prisión domiciliaria en el marco de la pandemia de coronavirus,  luego de estar internado en el hospital regional con una gran afección debido a su cuadro agudo de diabetes  y para evitar trasladarlo al penal, y poner en riesgo a toda la población carcelaria, la penitenciaria optó por la domiciliaria con acuerdo de la fiscalía.

Cuando Yaquelín Albornoz se enteró de que a Eduardo Carro, el abusador de sus hijas, lo habían mandado a cumplir su condena de 17 años a una casa por integrar el grupo de riesgo en el marco del coronavirus, movió cielo y tierra para que la jueza Raquel Gass diera marcha atrás con su decisión. 

Ahora en una audiencia por videoconferencia llevada a cabo este martes a la mañana, la jueza de ejecución Raquel Gass decidió no hacer lugar al último pedido del abusador y su defensa, quienes volvieron a intentar conseguir el beneficio de la prisión domiciliaria por segunda vez en el marco de la pandemia.

El violador nuevamente utilizó su condición para intentar conseguir la domiciliaria, argumentando que vive “en condiciones inhumanas” y que una operación en su rodilla lo vuelve propenso a infecciones.

Con la oposición de la querella y las víctimas, la jueza Gass no hizo lugar al pedido por considerar que las condiciones de la unidad de detención eran las adecuadas para su permanencia. Así, negó lo requerido y dispuso que se controlen los recursos de la enfermería dentro del penal cada 24 horas y que se emitan informes al respecto. De esta manera, la defensa decidió no ir contra la decisión y Carro continuará detenido en la U11.

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia