Emprendedoras locales promueven la conciencia ambiental y la vida sana con cambios aplicables al día a día

Inicia agosto y, con él, arranca un mes de celebraciones, agradecimientos y ofrendas a la Madre Tierra. Originariamente coincidía con el inicio del nuevo ciclo agrícola; hoy en día, se utiliza también para llevar a cabo propuestas que concienticen sobre el cuidado del medio ambiente. RSM habló al respecto con Mariana Quevedo y Felicitas Lema, emprendedoras locales que basan su actividad en la promoción de la ecología y la vida natural.

wp-15961595647998876395325610991676.jpg

Mariana Quevedo es paisajista aficionada a la jardinería. Creció en el campo rodeada de naturaleza, y en su casa siempre tuvo huerta. Inició La Genoveva hace 5 años, como un emprendimiento propio, luego de participar en los talleres de Mujeres Emprendedoras, de la licenciada Laura Nesha

Eligió dedicarse al cultivo de sus amadas suculentas, para lo cual tuvo que invertir un tiempo de prueba y error que le permitiera encontrar las condiciones ambientales necesarias. Empezó a armar cajitas con pallets reciclados, y poco a poco la gente se fue animando a conocerlas.

Mariana define a su emprendimiento como un equipo que trabaja en familia, ya que cuenta con la ayuda de su hijo Agustín Turri, y con Albertina Santillán, que colaboran desarrollando estrategias de venta y comunicación por redes sociales. A través de estos canales brindan consejos y videos tutoriales para ayudar a la comunidad a cuidar de sus plantas, armar huertas y composteras.

wp-15961595649265568568472807997069.jpg

RSM: ¿Cuáles son, a tu criterio, los beneficios de sembrar y tener plantas en casa?

MQ: Para mí tocar la tierra es conectarse con lo que somos y de dónde venimos. Cuando empezó la cuarentena se me ocurrió una manera de entretener a la gente: que adentro de sus casas pudieran armar sus propias cajitas con suculentas. Empecé a armar combos de cajitas, piedritas, sustrato y gajos de suculentas, todo para que lo armen ellos mismo, pensando principalmente en la gente que está en un departamento y por ahí tiene menos contacto con la naturaleza o no tiene un jardín propio. También se puede tener un poco de naturaleza en casa, aunque sea en espacios chicos, y eso es parte de lo que buscamos mostrar.

Por otro lado, también buscamos reforzar la idea de lo importantes que son algunas prácticas para el cuidado del medioambiente, y que todos podemos implementar desde nuestras casas, desde nuestros balcones. Hace poco tiempo incorporamos las composteras, para que más gente pueda asumir un compromiso mayor con el medioambiente además de con sus propias plantas. Mi meta es que todos tomemos conciencia de lo fundamentales que son estas prácticas.

wp-15961595650194771069403023366355.jpg

RSM: ¿Por dónde se empieza a armar una huerta cuando no se tiene ninguna experiencia?

MQ: Hacer una huerta es también una forma de contribuir con estas prácticas de cuidado del ambiente. ¡Es tan sano comer nuestros propios alimentos sin agroquímicos, sin pesticidas ni fertilizantes químicos! Y lo mejor es que no es necesario tener un jardín enorme para hacer huerta, ni ser un experto en el tema. Un cajón de verdulería o una maceta son suficientes para cultivar rúcula o lechuga. Poder sembrar y tener nuestros propios cultivos y plantas en casa es maravilloso, aunque sea en un departamento, ahí también podés tener tu huerta.

wp-15961595646541275068511931146737.jpg

La verdad es que no se necesita tener experiencia previa para poder hacer una huerta, ya sea en macetas, en invernaderos o al aire libre, solo se necesita paciencia y un poco de dedicación. Semillas podés conseguir en el INTA, la municipalidad también lanzó un plan hace un tiempo atrás, y yo tengo algunas que ofrezco de las plantas que tengo en casa, que la ventaja es que ya se fueron adaptando al clima de acá. Y una vez que ya tenés tus plantas podés sacar tus propias semillas.

Te da un montón de beneficios: es un pasatiempo fantástico, más en estos tiempos, porque te conecta con la naturaleza; ahorrás bastante plata; y  ni hablar de lo que contribuimos al cuidado del medio ambiente cuando los cultivos son orgánicos.

wp-15961595650766304887540985689482.jpg

 

Felicitas Lema es nutricionista, recibida en la Universidad de Buenos Aires y promueve la construcción de hábitos saludables que nutran cuerpo y mente, desde su espacio de nutrición holística.

RSM: ¿Qué elementos principales debemos tener en cuenta para llevar una alimentación natural y amable con el medio ambiente? 

FL: Creo que lo importante es volver a las raíces de cada uno, a la comida casera, hecha en casa con amor. De esa manera, eliminamos productos comprados en el supermercado que contienen químicos en forma de conservantes, colorantes y resaltadores de sabor, como los ultraprocesados. Nuestro cuerpo no conoce esos químicos, no le son naturales, entonces se acumulan en forma de toxinas y pueden traer problemas de salud si hay un exceso.

Otro punto importante es reducir el consumo de plástico. La mayoría de los productos que compramos hoy en día vienen envasados con bolsas, film o paquetes de plástico. Hay que intentar comprar local, llevar nuestra bolsa ecológica, reutilizar frascos y evitar el exceso de uso del film para guardar cosas en casa.

wp-15961595652126904175177240939181.jpg

RSM: ¿Qué productos industriales de consumo masivo son muy perjudiciales y cómo podemos reemplazarlos?

FL: Para empezar, están los aderezos, que hoy en día tienen exceso de azúcares, grasas, sal, colorantes. Son súper fáciles de hacer caseros, inclusive pueden animarse a hacer untables con vegetales o legumbres, que reemplazan muy bien la mayonesa, por ejemplo hummus y untable de zanahoria, o pueden comprar aderezos sanos y caseros a productores locales.

Otro ejemplo es el caso de las galletitas. Su marketing es excelente y nos hace creer que estamos incorporando nutrientes, salud y hasta algunas parecen caseras. Pero detrás esconden una cantidad masiva de azúcar, grasas, almidón modificado, harina blanca refinada, y varias cosas más.  Y la peor parte es que suelen ser los desayunos y meriendas de muchísimos niños.

La mejor solución es buscar opciones caseras, fáciles, sanas y para cocinar en familia. Con avena, frutas, nueces, chips de chocolate, miel, etc. Hay una amplia variedad de recetas para buscar en Internet. Y otro plus de hacerlas en casa es que reducimos un montón el consumo de paquetes.

1_IMG_20191016_142926

RSM: ¿Qué productos naturales recomendás para empezar a generar hábitos alimenticios sanos? 

FL: Los que hoy en día llamamos ¨comida real¨: son aquellos que casi no sufren modificaciones o procesos hasta llegar a nuestra mesa. Como, por ejemplo: frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos, carnes magras, huevo, semillas. Si nuestra alimentación se compone en gran parte de estos alimentos nuestros hábitos van a mejorar notablemente y nuestra salud también. Pequeños cambios son grandes pasos.

Y a no olvidar la hidratación: tomar mucha agua que es un alimento noble que nos brinda la naturaleza y que nos compone en un 60-70%.

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia