María Cabanillas y Christian Müller cuentan cómo es la vuelta al golf

Entre las actividades deportivas que volvieron a habilitarse se encuentra el golf, que el año pasado fue noticia por la destacada participación de María Cabanillas de la mano de su entrenador Christian Müller. RSM dialogó con ellos para conocer cómo pasaron el aislamiento y de qué manera volvieron a la cancha.

RSM; ¿Cómo vivieron el aislamiento?

Christian Müller: Si bien como todos atravesamos esta situación terrible a nivel mundial, a nivel deportivo nosotros pudimos seguir trabajando desde nuestras casas.
El año pasado, María estuvo viajando mucho y yo tenía muy poco tiempo para trabajar con ella. Entonces me mandaba videos que ame posibilitaban hacerle correcciones a través de una aplicación que sirve para analizar los swings. Así manteníamos un ida y vuelta a través de fotos y videos por Whatsapp.
Después de esa experiencia, pudimos organizarnos rápidamente ante el aislamiento.

Maria Cabanillas: Al principio, yo pensaba que iban a ser dos semanas de vacaciones y entrenaba poco. Pero después, cuando empezó a pasar el tiempo me di cuenta que tenía que adaptarme a lo que estaba sucediendo.
Vi que mucha gente aprovechó para trabajar físicamente y con la motivación de unos amigos empecé a hacer doble turno físico todos los días para entrenar y poder ganar un par de yardas cuando vuelva.

C.M.: Las yardas son importantísimas porque la distancia ayuda a tener una mejor visión del campo. Pero por sobre todo trabajamos mucho la técnica. Eran todos los días mandandonos videos y realizando meets virtuales. Ella practicaba desde su jardín más allá del frío y la nieve. Y con este tipo de entrenamiento mejoró notablemente su swing.

Hicimos la parte física, la parte técnica y mejoramos mucho los movimientos que tenía que hacer. En otra parte del país, muchos no lo pudieron hacer. Nosotros tenemos la suerte de tener un jardín y poder salir a trabajar.

RSM: ¿Cómo se sintió la vuelta a la cancha?

M.C.: En esos día lo único que quería era ver volar la pelotita. Por suerte acá se volvió bastante temprano a las actividades y tuve mucha suerte comparado con otros lugares como Buenos Aires.

C.M.: El golf es una actividad ideal para la situación de pandemia porque los competidores son pocos y están en un área de 50 hectáreas, las calles son anchas, de 80 a 60 yardas, cada uno la tira a su lado y se encuentran en el green. Esto, además de los barbijos y otras medidas de prevención. Por ejemplo, se preparan unos aparatitos para levantar la pelota en los hoyos, con el palo, sin tocar la bandera ni el hoyo mismo.

RSM: ¿Cuáles son las perspectivas para la apertura de las competencias nacionales e internacionales?

M.C.: De las competencias no hay ninguna información todavía. Yo supongo que este es un año sin competencias y espero que el año que viene ya se puedan abrir.
Lo bueno es que este año que no pude viajar estuve más tiempo con mis amigas y mi familia.

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia