Brigada de Investigaciones retiró de las oficinas del municipio equipos informáticos por la denuncia por falsedad ideológica

A raíz de la denuncia presentada este pasado lunes por parte de las autoridades del Concejo Deliberante donde se acusa a miembros de la Comisión de Interpretación y Autocomposición Paritaria (CIAP) y funcionarios de la actual gestión municipal del delito de falsedad ideológica, la Fiscalía local comenzó con el proceso de investigación.

Algunos minutos después de las 13 horas, personal policial -perteneciente a la Brigada de Investigaciones- se hizo presente en el municipio, primero en las oficinas de la CIAP, donde a través de un oficio, solicitaron desde Fiscalía que se entreguen los equipos informáticos de dicha oficina, como así también los de la oficina del subsecretario de Gobierno, Saúl Castañeda.

Si bien en un momento hubo cierta tensión al retirar las computadoras de las oficinas de la CIAP, se les explicó a los miembros de dicha Comisión que el hecho de llevarse las máquinas del lugar, fue porque se necesitaba constatar que las actas retiradas el día anterior correspondían con las originales.

En virtud de esto el Jefe de Fiscales, Fernando Rubio, explicó a RSM que «se le solicitó al intendente, quien no está imputado en la causa, que se haga entrega del material informático a fin de obtener mayores pruebas en base a la denuncia recibida. Ayer hicimos el mismo requerimiento para obtener las actas. Las medidas pedidas por los denunciantes me parecen lógicas, pero no estoy obligado a hacer tal cual lo solicitaron. Estoy adoptando las medidas que me pidieron los denunciantes, pero en la forma que creemos que es razonable, lógica y en la que marca el derecho».

Por otra parte Rubio sostuvo que «por ahora se notificó a quienes constan en la causa, que es lo que tiene la Fiscalía. Después determinaremos si el intendente sabía o no lo que firmaba, es una investigación larga. Por ahora no están todos los elementos para imputar a nadie, estamos en una etapa investigativa».

«La falsedad ideológica puede ser «delito medio», un delito para llegar otro. Para saber si hay un delito medio, primero hay que saber si hay un delito. Hay que comprobar si realmente hay una falsedad ideológica y después analizar por qué se hizo o para qué los autores la hicieron. Se debe determinar paso a paso cada cuestión porque no es un delito fácil, una vez que se determine esto, o que se entienda que hay una falsedad ideológica formalmente, ahí se comienza a investigar para qué. Por eso la causa es muy compleja y no va a haber resultados la semana que viene. Llevará su tiempo porque ya se ordenaron pericias sobre las máquinas, tiene una demora importante que lleva su tiempo y no es un detalle menor dicha pericia», explicó el fiscal.

Para finalizar Rubio indicó que a medida que avance la investigación que involucra entre otros a Marcelo Sánchez, Saúl Castañeda y Juan Manuel Mansilla, funcionarios municipales, «esto no quita que después analicemos si el intendente tuvo o no conocimiento de los hechos. Después veremos si se le reprocha, por ahora solo el reproche se le hace los implicados en la denuncia. Vamos a investigar esto y en su momento determinaremos quién se queda, quién se va o quién se agrega en cuanto a los imputados. Hoy nos manejaremos con los términos de la denuncia», cerró el fiscal.

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia