Manuel Jelen: “Pintando aparece lo que soy”

Manuel Jelen es un joven sanmartinense que ha encontrado su camino desde pequeño. A los 9 ingresó en el mundo de las artes plásticas y, a sus 26 años, ya ha transitado una tremenda profundidad: sus obras están vivas, convocan, impactan. En diálogo con RSM, el artista contó cómo fue siguiendo las pistas que lo guiaron en su despertar creativo y cómo es ser pintor en pandemia.

“Empecé a los 9 años, yendo a un taller de dibujo de historietas con Eduardo Messada. Antes ya me interesaba el arte, iba a museos con mis papás, y había una colección de libros de pintura que siempre miraba en casa. Pero hubo un momento de inflexión en mi vida que fue cuando contacté con la obra del historietista argentino Alberto Breccia, que es un artista mucho más plástico. Ahí me empezó a interesar la pintura. Entonces, mi mamá me sugirió que fuera al taller de Vivi Errecalde. Ella me mostró un mundo nuevo”, dice Manuel con transparencia.

Manuel asistió al taller de Vivi desde sus 13 hasta que se fue a estudiar a la Facultad de Bellas Artes, en La Plata, gracias a la recomendación de su profesora. “Y la verdad que la pegué yéndome para allá porque ahí conocí a Christian Mazzuca, mi maestro. Él me enseñó el oficio de la observación; en su taller trabajábamos con modelos vivos en pintura y escultura. Iba varias veces por semana a su curso y siento que mi formación más fuerte estuvo ahí”.

El arte atraviesa a las personas de distintas formas. A Manuel lo convoca el vínculo con la otredad: “Me interesa mucho la observación de la realidad. Mi disparador es siempre la conexión con algo exterior. Mi motor es tener algo enfrente que me dé ganas de dibujarlo, es esa conexión directa con lo que sentís al observar esa persona que estás dibujando, o ese objeto o situación: un hecho cambiante que se está moviendo y que lo percibís no solo con los ojos sino con otros sentidos y que buscás plasmarlo en el papel”.

En momentos de pandemia tener modelos vivos en frente no resulta sencillo, “así que me las tengo que arreglar. Le pido a mi papá o a mi novia que posen, o me las rebusco con un espejo para dibujarme a mí”.

Desde el año pasado, San Martín de los Andes volvió a tener a Manuel Jelen en su comunidad. El joven artista da clases en la Escuela del Sol y tiene su propio taller, en el que da clases a adultos y a niños. También hace ilustraciones para distintos proyectos y murales. Es un artista totalmente versátil.

Manuel pinta todos los días. En el placard de su taller se esconden infinitos mundos y personas alojados en su colección de cuadernos, lienzos y rollos de telas. Los muestra y los mueve con la naturalidad de quien mueve extremidades de su propio cuerpo, sin distancia.

“La pintura es una de las cosas que más quiero de mi vida: mis afectos y la pintura. Me guía. Cuando pinto me conecto con lo que estoy sintiendo. Busco dejar de “querer hacer” o de querer lograr algo en particular, y dejar que aparezca. Pintando aparece lo que soy”. Y es eso lo que se ve al mirar sus obras: sus trazos están habitados.

Su producción se puede encontrar en su página web y se puede contactar al artista para adquirir obras, tomar clases o hacer encargos mediante Facebook o escribiendo a manuel.jelen@gmail.com.

1 Comment on Manuel Jelen: “Pintando aparece lo que soy”

  1. Muy buena la nota, felicitaciones. Conozco al artista, su arte impresionante. Saludos

Deja un comentario