Rechazo e indignación de los padres de los niños que murieron en Lolen tras una nota publicada con recomendaciones de un funcionario del Parque Nacional Lanín

Los familiares de Martina Sepúlveda y Matías Mercanti, que fallecieron en las playas de Lolén, sobre el lago Lácar, el 1 de enero de 2016, enviaron a la redacción de RSM una nota repudiando la entrevista realizada a Eduardo Jones, Guardaparque y Coordinador de la UGD Sur (Unidad de Gestión Descentralizada) del Parque Nacional Lanín, que fue publicada por este medio el pasado miércoles. Allí el funcionario hacía recomendaciones para disfrutar de la naturaleza.

En la misiva, los familiares emitieron su postura y repudio por considerar que las expresiones del guardaparques en la nota parecen “una burla”, pues lo consideran “cómplice de la muerte de los menores”. Cabe recordar que ese día cayó un árbol en la mencionada zona recreativa y que por ello perdieron la vida Matías Mercanti, de 7 años, y Martina Sepúlveda, de 3. Además resultaron lesionadas dos personas adultas, que estaban también en el lugar festejando Año Nuevo.

Los imputados por la causa que se abrió en ese entonces, y por la cual aún no hay condenados, fueron el jefe del Departamento de Conservación y Manejo, Juan Jones; el titular de Guardaparques, Diego Lucca; la jefa de Uso Público del Parque Nacional Lanin, María Hileman; los guardaparques Gastón Eduardo Marchiolli y Matías Encina; junto a Milena Cheuquepan y Juan Delgado de la comunidad Curruhuinca. Vale mencionar también que Eduardo Jones, al momento de ocurrir lo sucedido en Lolen, se desempeñaba como referente del Proyecto Huella Andina, por el Parque Nacional Lanín.

En la nota enviada por la familia de los menores hacen referencia a que el funcionario «es cómplice de la muerte de nuestros hijos Martina Sepúlveda y Matías Mercanti por no haber realizado su trabajo. Él mismo fue uno de los encargados de habilitar o dar su consentimiento para que el camping Lolen se habilite sin haber hecho un relevamiento previo».

«Dicho de otro modo, este personaje no sólo no realizó su trabajo, por el cual cobra y sigue cobrando, sino que hoy se atreve a brindarnos recomendaciones para el disfrute al aire libre en áreas “habilitadas”», indicaron.

«Hoy, miércoles 10 de febrero de 2021, expone en la nota que ellos advierten mediante cartelería sobre estas recomendaciones, aunque parece que se olvida que después de la muerte de nuestros hijos apearon 80 árboles en el mismo lugar porque corrían riesgo! ¿Eso es hacer su trabajo? Nos tomamos el atrevimiento de utilizar una frase mencionada por él: “hay que buscar los lugares habilitados…”», manifestaron.

La nota continúa diciendo: «El camping Lolen está supervisado y habilitado por Parques Nacionales, quienes además invitan a disfrutar de la naturaleza en espacios que están bajo su control y supervisión, mediante publicidad. No obstante cabe recordar que para acceder a diferentes áreas dentro del Parque como ser Lolen, se cobra una entrada. Entonces, ¿Hoy, residentes y turistas, podemos disfrutar de estos lugares, repito “habilitados” como dice este señor sin correr riesgo? ¿Cuáles son los lugares habilitados “que todos debemos buscar”, si el camping Lolen es uno de ellos? ¿Quién nos da la seguridad de que sea un lugar previamente relevado como corresponde y como la ley lo indica?
El camping organizado Lolen, al cual asistimos el 1º de enero de 2016, en teoría era un lugar habilitado por esta institución, y allí perdieron la vida nuestros hijos por estar jugando en la playa».

Por otra parte explican que mientras sigan este tipo de personas «amparados no solo por un gremio sino por una institución pública, que es sustentada por todos los argentinos, lamentablemente estas cosas van a seguir pasando. Sí entendimos muchas cosas; que no es que falla el sistema, sino que el sistema lo hacemos fallar nosotros no cumpliendo con lo que tenemos que hacer. Nos parece una falta total de respeto y una burla de parte de este “Señor”, y por sobretodo de una institución pública, por la nota expuesta.

Queremos dejar una simple reflexión con todo lo expuesto en estos tiempos de pandemia donde no sólo la miseria humana sale a la luz, sino que hoy lo más lamentable es que la vemos reflejada en la Administración del Parque Nacional Lanín”, y es firmada por los Familiares de Sepúlveda Martina y Mercanti Matías».

En comunicación con RSM, Lucas Sepúlveda, padre de Martina, explicó lo siguiente: «Nos parece una burla y una falta de respeto de parte de Parques, por varias cosas. Hubo personas que seguramente no están imputadas, pero que son también responsables de lo que pasó». Sobre la causa en sí, indicó que «estamos esperando la resolución del Tribunal de Casación para que revoque la decisión de la fiscal federal Karina Martínez Stagnaro de sobreseer a los imputados. No queremos que quede en la nada, tampoco queremos que nos tomen el pelo con declaraciones como éstas».

1 Comment on Rechazo e indignación de los padres de los niños que murieron en Lolen tras una nota publicada con recomendaciones de un funcionario del Parque Nacional Lanín

  1. Muy entendible la indignación de estos padres, la desidia y la corrupción se cobraron la vida de dos chiquitos, dos hijos, y eso debe tener responsables y condenados.

Deja un comentario