A una semana del inicio de clases la incertidumbre es cada vez mayor

Comenzó la cuenta regresiva para el inicio de las clases y, hasta el día de hoy, en San Martín de los Andes no se sabe de manera concreta si será de forma virtual, presencial o mixta. Esto se replica en toda la provincia debido a que Aten y el Gobierno provincial no logran llegar a un acuerdo con respecto a temas de gran importancia como el ajuste salarial, condiciones edilicias, de limpieza y elementos de sanitización y protección personal para una presencialidad segura.

Para saber cómo continúa el panorama RSM dialogó con Soledad Mora, secretaria general de Aten San Martín de los Andes quién expreso “en principio lo que exige nuestra organización es que sea la autoridad sanitaria la que determine la posibilidad de la vuelta a la presencialidad en las escuelas, ya que, si bien, hoy existe un protocolo aprobado, es el ministerio de salud quien tiene que garantizar que se cumpla con los indicadores establecidos  sobre circulación del virus, transmisión comunitaria, achatamiento de la curva de contagios y sobre la disponibilidad de unidades de terapia intensiva”.

Cabe mencionar que quienes dan el visto bueno para la apertura de una actividad son los ministerios abocados a ese sector, como fue el caso del turismo. En este sentido Mora explicó “entendemos que conjuntamente el ministerio de salud y el ministerio de educación de la provincia  deben dar las indicaciones y avales que garanticen una presencialidad segura, atendiendo a las particularidades de cada localidad y en la que se cuide la salud de todos y cada uno de quienes integramos las comunidades educativas”.

Además aseguró que “es fundamental señalar que para la aplicación de cualquier tipo de protocolo las escuelas deben encontrarse en condiciones de mantenimiento, infraestructura,  higiene y sanidad, contar con los elementos necesarios de sanitización y limpieza, un tema que hoy no está resuelto en la mayoría de las escuelas de la provincia”.

El problema principal es que a una semana del inicio de clases, muchos edicificios no están en condiciones de recibir a los alumnos y el personal de educación como es el caso de la Esc Nº 5 “hay varias  escuelas que se encuentran en esa situación – expresó Mora y detalló que – a raíz de una inspección que realizó Camuzzi se retiraron o precintaron los medidores y se realizó el corte del suministro de gas debido a instalaciones que no eran las reglamentarias o que presentaban pérdidas”.

Es este caso, la duda es que sucede con todo el alumnado de esa institución “creo que va a ser muy difícil que se pueda utilizar otro edificio en caso de una vuelta a las clases de manera presencial, porque, justamente, el protocolo lo que señala es que los ambientes deben ser espaciosos para mantener la distancia mínima de 1.5 mts y contar con ventilación adecuada. La escuela 5 es una escuela con una matrícula muy numerosa y en SMA no hay muchas opciones de edificios disponibles, no veo que esa pueda ser una posibilidad”, reflexionó.

El reclamo de Aten, en este punto, coincide con el de los Padres Organizados quienes le exigieron a la municipalidad que se realicen las obras pendientes “no se puede seguir esperando. Venimos de un año en el que no se realizó ningún tipo de mantenimiento ni de inversión en infraestructura en las escuelas y el deterioro es notable: hay escuelas que tienen problemas en el funcionamiento de los baños, en el suministro de agua, con falta de ventilación  por encontrarse las ventanas selladas y también, tenemos instituciones, como el Instituto de Formación docente que directamente no cuenta con un edificio acorde a los requerimientos de la matrícula y del personal”, manifestó Mora.

“Es importantes aclarar – expuso la referente – que debido a los problemas estructurales de falta de mantenimiento y de planificación de obras necesarias para las instituciones educativas de nuestra ciudad el Concejo Deliberante de SMA el año pasado declaró la emergencia educativa, lo que implica que el ejecutivo local y gobierno provincial deben trabajar para gestionar recursos y planificar a mediano y largo plazo acciones que den solución a esta problemática de larga data”.

Otro de los principales cuestionamientos es la desigualdad que se genera a partir de esta situación. Las escuelas privadas, en su mayoría ya informaron como será el ciclo lectivo y este 3 de marzo volverán a las aulas mientras que del otro lado solo hay incertidumbre. “Lamentablemente esto sucede y es un tema que como sociedad no nos puede resultar ajeno. La desigualdad viene dada no solo porque las escuelas privadas tienen un financiamiento diferente a través de fundaciones o empresas y de la cuota mensual que cobran sino porque, además, reciben subsidios por parte del Estado que son recursos públicos que en lugar de ser destinados a las escuelas públicas van a parar a las escuelas de gestión privada”, explicó Soledad.

La posición del gremio en relación a este tema es que “la educación pública es un derecho social, como lo es la salud, y debe ser garantizado por el Estado con políticas públicas y recursos necesarios que garanticen la gratuidad para la población toda, y particularmente para quienes más lo necesitan. No deberían entenderse como un servicio disponible para quienes puedan pagarlo. Esta concepción, atenta contra derechos conquistados y de los cuales los gobiernos no pueden desentenderse. Claramente, la existencia de escuelas privadas, subvencionadas por el Estado, acrecienta la brecha de mayor desigualdad social y educativa”.

Finalmente, la secretaria general de Aten enfatizó “La discusión para nosotros no es presencialidad sí o presencialidad no, como se quiere instalar en los medios y en algunos sectores de la sociedad. Tenemos la seguridad de que estar en las escuelas es muy necesario tanto para estudiantes como para los y las docentes, sin embargo, en este contexto sanitario la vuelta a las escuelas se tiene que dar de manera paulatina y segura de modo que se priorice el cuidado de la salud de toda la comunidad y que se resuelvan las dificultades propias de poner en funcionamiento nuevamente los edificios escolares. Sabemos que no hay nada que reemplace lo que sucede en las escuelas pero advertimos que sólo se puede volver en condiciones sanitarias y de seguridad, de lo contrario se está poniendo en riesgo la salud de toda la población”.

2 Comments on A una semana del inicio de clases la incertidumbre es cada vez mayor

  1. La dicotomía escuela pública o privada es igualar para abajo. Y pedir y pedir más y más a un Estado exhausto es cínico

  2. La verdad, tanto el municipio con sus lentos movimientos y reacción, como los gremios, empezando a evidenciar estas «faltas» edilicias recién a mediados de febrero, son pa-te-ti-cos. A nadie se le cae una idea ni comienza a trabajar a tiempo.
    Qué hicieron durante diciembre y enero: vacacionaron con los sueldos que les pagamos? Acaso se atrincheraron bajo el colchón y que otro organice?
    Como siempre, recaudar guita es la prioridad, la educación a último puesto, total, no van a ser uds. la que lo padezcan. Sigan viviendo en la ignorancia y votando así, que jamás vamos a poder llegar siquiera a tocar fondo para poder volver a flote.
    Como decía Piero en los 80′: Ay, País, País, País!!

Deja un comentario