Cultivos Hidropónicos: la alta demanda de la población lleva a Hydro Ruta 40 a adelantar las inversiones para ampliar la oferta de productos para la región

En agosto del año pasado, Hydro Ruta 40, llevado adelante por los ingenieros agrónomos Leandro Borioli y Carolina Vernackt, comenzó a vender sus cultivos hidropónicos y el emprendimiento productivo no paró de crecer. La calidad de la producción fue acompañada por una gran demanda de los vecinos que los llevó a analizar el anticipo de las inversiones necesarias para poder ampliar la oferta de verduras en la región sur de Neuquén.

Leandro explica a RSM: “En agosto del año pasado empezamos las siembras de diferentes variedades de lechuga y las primeras plantas estuvieron con tamaño para la venta a mediados del mes de noviembre. El reconocimiento de la alta calidad por parte de los consumidores fue inmediato. Entre fines de diciembre y mediados de enero no dimos abasto con la demanda, motivo por el cual estamos previendo adelantar la segunda etapa de inversión para ampliar la oferta de productos hidropónicos”.

Luego de ver que la lechuga se comportaba perfectamente bajo el sistema de hidroponía comenzaron a sembrar rúcula y espinaca. “Aquí el periodo de aprendizaje fue mayor dado que la rúcula se indujo a floración muy rápido con lo que decidimos cosecharla con menor tamaño de hoja, pero con características organolépticas excelentes. La espinaca fue afectada por las altas temperaturas del verano que hicieron imposible que llegara a tamaño adulto. Ofrecimos plántulas chicas, solo para su uso en ensaladas, que fueron muy bien aceptadas por los consumidores”, explica Leandro.

Luego realizaron una prueba con frutillas y fue otro éxito, ya que se obtuvieron frutas de muy buen tamaño y sabor. En seguida surgió la idea de ampliar el área dedicada a este cultivo en hidroponía.

“Respecto a la rúcula hemos cambiado de variedades y sistema de siembra para ver si logramos plantas más grandes, ya que es el tipo de planta que buscan los consumidores finales y nosotros habíamos apuntado a plantas chicas. Espinaca, acelga, kale verde, kale morado, perejil y berro son otras especies que están en etapa de crecimiento y vienen avanzando, con lo cual pronto estarán disponibles para la venta”, contaron a RSM Leandro y Carolina.

El aprendizaje es continuo y se viene el desafío que va a imponer el clima durante los meses de otoño e invierno, con lo cual analizarán hasta cuándo podrán seguir produciendo sin que se afecte la calidad de los productos. Será el primer invierno de Hydro Ruta 40 en la región y todo el proceso se pondrá a prueba.

“En la actualidad, estamos ensayando diferentes tipos y variedades de lechugas. Esto nos lleva a que vaya cambiando la disponibilidad de las mismas a lo largo del año. Lo positivo es que hay muchas variedades que se adaptan perfectamente a las características climáticas y de cultivo hidropónico”, afirmaron. 

Estas son algunas de las lechugas que producen en la actualidad: Batavia que es la más difundida, con hojas medianamente rizadas y una textura mantecosa; Romana, que tiene hojas robustas, erguidas, oblongas alargadas y un nervio predominante. Es típica de la ensalada César. La Mantecosa, con su sabor agradable,dulce y suave al paladar; la Hoja de roble, que puede ser verde o morada, esta última tiene la ventaja de que sus antioxidantes actúan  más rápido en el cuerpo humano que las de color verde. Y la Baby leaf/Microgreens, que es una mezcla de variedades de lechuga de las anteriores pero  se comercializa en sus primeros estadios de desarrollo. Son utilizadas en ensaladas.

Es así que en San Martín de los Andes, Villa la Angostura y Junín de los Andes se puede consumir desde la llegada de Hydro Ruta 40 verduras de calidad producidas en la región con los estándares de calidad y pureza del método hidropónico. La buena noticia es que el proyecto crecerá para acompañar la demanda de la región.

Fotos: Gentileza y RSM

Deja un comentario