Antes del próximo viernes Nación dictaría nuevas medidas ante el avance de la «segunda ola» de coronavirus

Desde Nación se trabaja a contrarreloj en «terminar de pulir» el próximo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del distanciamiento, social preventivo y obligatorio (DISPO) que implicará «más controles y restricciones» en la nocturnidad, el cual sería publicado en las próximas horas, ante la segunda ola de coronavirus en la Argentina.

El objetivo es limitar la circulación nocturna y limitar los aforos en los locales que permanezcan abiertos. Una por una, las medidas que se analizan:
– Prohibición de la circulación nocturna.
– Prohibición de reuniones sociales en espacios privados.
– Suspensión de todos los eventos en salones o espacios cerrados.
– Aforo del 30% en restaurantes y bares durante las horas que estén abiertos.
– Suspensión de viajes de egresados.
– Cierre de casinos y bingos.
– Cierre de deportes en lugares cerrados.

Si bien las medidas más importantes y quizás más restrictivas se darán en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el crecimiento de los contagios en todo el país hace pensar y sostener que también se aplicarán medidas para evitar el aglomeramiento de personas en diferentes sectores del país.

Desde Casa Rosada detallaron que «hay consenso» entre los gobiernos de Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires para «aplicar restricciones». «Hay consenso en que tiene que haber restricciones. Se están terminando de pulir algunas cosas de lo que va a ser el DNU, como el tema horario en la nocturnidad», resaltaron las mismas fuentes.

Además, afirmaron que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, están «en comunicación con los gobernadores para terminar de pulir las medidas».

Va a haber más controles, más restricciones y más aceleración en la campaña de vacunación», enfatizaron a Noticias Argentinas, y agregaron: «No hay oposición a las restricciones, hay que cerrar».

En esa línea, indicaron que «se van a restringir los encuentros sociales», y confirmaron que «habrá horarios en la nocturnidad, teniendo prioridad de circulación los trabajadores esenciales».

Si bien existen diferencias entre las medidas que pretenden las tres administraciones, todos comparten la preocupación por la escalada de casos y la transmisión comunitaria de las nuevas cepas de COVID-19, que resultan más agresivas.

Deja un comentario