Llegó Patricia Bullrich a Bariloche y manifestantes la escracharon en la puerta del hotel

Organizaciones sociales e integrantes de comunidades mapuches se concentraron frente al Hotel Cacique Inacayal, en el centro de Bariloche para rechazar la llegada de la exministra de Seguridad de la Nación y dirigente del PRO Patricia Bullrich.

Foto: Gentileza

La exfuncionaria macrista, arribó a la ciudad para diversas actividades entre las que se encuentran la participación del “Congreso por la Paz, la Justicia y el fin de la violencia extrema en la Patagonia”, que se estará desarrollando esta tarde con vecinos de Villa Mascardi, para formar parte del congreso provincial del PRO y participar de una cena con empresarios en el hotel Llao Llao.

En su paso por el hotel céntrico, donde se realiza el encuentro partidario, las personas que allí se encontraban le manifestaron su repudio, señalándola como una de las responsables de las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Entre los presentes, estaban Sergio Maldonado, hermano de Santiago y los padres del joven barilochense asesinado en Villa Mascardi.

Le reclamaron por los casos de Rafael Nahuel y Santiago Maldonado. Una vez que fueron retirados del establecimiento por personal de seguridad, continuaron con la manifestación con pancartas y banderas en la calle y la playa del estacionamiento.

“Bullrich fue la responsable de la militarización de la región y de las muertes de Rafa y Santiago, por las cuales todavía seguimos pidiendo justicia”, dijo a ANB, Carolina Alac, integrante de la Multisectorial contra la Represión en Bariloche. Asimismo, señaló que siguen siendo varias las personas que “siguen con causas armadas por el ministerio que ella encabezaba, a través de una política racista”. 

La exministra abandonó el lugar en una camioneta, junto a la comitiva que la acompaña, compuesta por el legislador Juan Martín, el ex intendente de Cipolletti, Aníbal Tortoriello, y el diputado nacional Fernando Iglesias. Allí por unos minutos los manifestantes impidieron el paso del vehículo al grito de “asesina y racista”.

Deja un comentario