Soledad Salaburu: «Lo que nosotros proponíamos era presentarlo como el abordaje de violencia por motivo de género»

Durante la sesión del día de ayer en la legislatura neuquina se aprobó la creación de una comisión especial constituida por los tres poderes del Estado y que tendrá a su cargo la revisión del plexo normativo provincial de protección de los derechos de las mujeres y erradicación de la violencia. Sin embargo, no todos los diputados estuvieron a favor y varios votaron en contra del proyecto presentado por el vicegobernador Marcos Koopman, debido a que no se incluye a las diversidades.

Foto gentileza

En diálogo con RSM Radio, Soledad Salaburu, diputada provincial del Frente de Todos, explicó que “al principio no se interpretaba bien cuál era el objetivo de la comisión” y añadió que hace algunos meses “los diputados del Frente de Todos (FDT) habíamos propuesto un proyecto que era similar. La idea era crear una mesa interinstitucional para abordar todo lo que tiene que ver con las leyes para erradicar la violencia con motivo de géneros y los programas destinados a este mismo tema”. Finalmente ese proyecto no prosperó y “pocas semanas después propone el presidente de la legislatura está comisión especial”.

La diputada del FDT fue una de las que votó por la negativa a pesar de que manifestó que “me parecía interesante la creación de una Comisión Especial y durante la sesión hice mucho hincapié en sacarla por consenso y en que podía ser un primer intento, desde la legislatura, para que los tres poderes puedan analizar todas las leyes que son relativas a violencia por motivos de género”. El bloque planteó tres cuestiones a su entender fundamentales y que no se modificaron, motivo por el cual no apoyaron el proyecto.

El principal tema de debate y desacuerdo fue que la Comisión trabajará sobre los derechos de las mujeres y la erradicación de la violencia hacia ellas, pero no menciona a las diversidades. Según detalló la diputada Salaburu “lo que nosotros proponíamos era hacer una modificación en la redacción y presentarlo como el abordaje de violencia por motivo de género” y resaltó que “ahí ya estás incluyendo a las mujeres y personas LGBTQ+  que para nosotros es fundamental nombrar al colectivo que fue históricamente invisibilizado”. Pero no se logró un acuerdo porque “el oficialismo dice que es un puntapié para empezar a trabajar estás cosas de mujeres, incluyendo mujeres trans, pero nosotras dijimos que no, que era fundamental nombrar diversidades porque también son víctimas de la violencia de género”.

Otra de las razones por las que se manifestaron preocupados desde el bloque del FDT fue la composición de la comisión. La misma estará integrada por dos legisladores y/o legisladoras por cada bloque de la primera minoría y uno por cada uno de los bloques restantes que integran la Cámara de acuerdo al Acta de Proclamación electoral; dos representantes del Poder Ejecutivo provincial y tres del Poder Judicial. En este sentido, Salaburu Salaburu expresó que “los tres poderes del Estado son los que están encargados de poder llevar adelante las propuestas para erradicar las violencias y los mismos tres poderes van a evaluar sus políticas”.

Tanto para Salaburu como para todo los diputados de su bloque era importante que se sumaran otros actores a trabajar contra la violencia de género como “son los colegios profesionales, las organizaciones que acompañan y abordan temas de violencia”. Además, afirmo que “a nuestro criterio, tendrían que estar nombrados en la comisión y no que quede abierto a qué decidan o no invitarlos”. Por otra parte, dijo que “lo que había propuesto es que la comisión en el término de este año analizará todas las leyes relacionadas con género porque tenemos leyes de hace muchos años en las no se sabe cuál es el órgano de aplicación porque se pisa con otro y en las que hay términos que ya no se usan. Antes se hablaba solo de violencia hacia las mujeres y hoy hablamos de violencia por motivos de género porque no somos solo las mujeres Cis heterosexuales las que sufrimos violencia de género”.

El último punto por el cual la legisladora se definió por la negativa, tiene que ver con la burocracia que le a los ya engorrosos caminos de la política. “Crear una comisión especial para que todos los proyectos relacionados con género pasen por ahí significaría dilatar el tratamiento de proyectos relacionados con erradicar la violencia de género”, lo que termina siendo a su entender, “una especie de publicidad para la gente que está desespera exigiéndonos respuestas a la clase política. Es por eso, que la respuesta no puede ser crear una comisión que no tiene un objeto demasiado definido”, concluyó.

Deja un comentario