Casas Contadas – Capítulo 3: el edificio histórico del Parque Nacional Lanín en la voz de Lidia Mora

Hay varias construcciones históricas en nuestro pueblo que nacieron para albergar oficinas públicas y espacios de trabajo orientados al crecimiento de la comunidad. De ellas también nos ocuparemos en este ciclo, conociendo las circunstancias de su creación y el recuerdo de su evolución. Hoy, Lidia Mabel Mora, vecina, trabajadora del Parque Nacional Lanín y gran conocedora de historias de San Martín, nos cuenta sobre la ex sede de la Intendecia del PNL.

El Edificio histórico fue sede de la Intendencia del Parque Nacional Lanín durante 66 años, construido en el año 1946. El proyecto fue realizado por el Arquitecto Luis Bottini, respondiendo al estilo fundacional de Parques Nacionales, inspirada en el Arquitecto Bustillo y denominado “pintoresquista”. Está construido en la Manzana 29 de 5.000m2, emplazado en calle Emilio Frey Nº 749, entre las calles San Martín y Roca de nuestra ciudad, y consta de una superficie edificada de 483 m2.

Foto: noviembre 1973 – Lidia Mora.

Está construido sobre un sólido basamento de mampostería con estructura de hormigón armado y revestimiento exterior de piedra de voladura recuadrada. La planta alta está hecha con un esqueleto de madera, revestido en la cara exterior con cantoneras semejando troncos enteros de ciprés, y las paredes interiores están revestidas en tablas machimbradas. Hay una amplia chimenea revestida en piedra en la sala principal.

Los techos a dos aguas, recubiertos con tejuelas de madera de alerce con fuertes pendientes, las pequeñas ventanas para soportar las adversidades climáticas y la incorporación de lucarnas que dan iluminación y ventilación a los ambientes, se completan con galerías sustentadas por gruesos troncos de ciprés.

Constituye un ícono cultural, arquitectónico e histórico de la ciudad de San Martín de los Andes. El Concejo Deliberante de esta ciudad lo declaró, en noviembre del año 1999, a través de la Ordenanza Municipal 3326/1999 como “Patrimonio Histórico, Artístico, de Interés Cultural, Arquitectónico, Urbanístico, Paisajístico y Ambiental de la ciudad de San Martín de los Andes”, en adhesión a los términos de la Ley Nº 2184/1996 del Patrimonio Histórico, Arqueológico y Paleotológico de la Provincia del Neuquén y al Decreto Provincial Nº 2711/1997 que lo reglamenta. Además, el 13 de septiembre de 2017, la Cámara baja del Congreso de la Nación declaró por Ley a la Ex Sede del Parque Nacional Lanín como Monumento Histórico Nacional.

Foto: 1963 – Lidia Mora.

Hoy convertida en Centro de Visitantes y Museo del Parque Nacional Lanín, cuenta con un sector de informes y dos salas interpretativas. La primera histórica, haciendo un paralelo entre lo que fue la creación de los parques y el crecimiento urbanístico, también cuenta con una ambientación de una Seccional de Guardaparques antigua y varios elementos de uso histórico. La segunda, de Biodiveridad, resalta las especies vegetales y animales de mayor valor de conservación, la importancia de los bosques y su relación con la vida cotidiana. Hay una Biblioteca Especializada, un Auditorio, Sala de Exposiciones, oficinas de Diseño, Montaje y Educación Ambiental y núcleos sanitarios, uno de ellos en planta baja para personas con capacidades diferentes.

Es un sector del parque abierto a los residentes y visitantes en forma diaria, atendido por informantes especializados. La visita al edificio se complementa con charlas, proyección de videos del Área Protegida, capacitaciones para alumnos, docentes y profesionales, y es utilizado por colegios secundarios y universidades e instituciones intermedias. Allí se desarrollan programas de Educación Ambiental y extensión dirigido a todas las edades, se dictan cursos especializados y se trabaja en pos de la inclusión de todos los sectores sociales.

Foto: 1946 – Lidia Mora.

Este edificio guarda la memoria de un pasado reciente de antiguos pobladores y trabajadores del Parque: peones, carpinteros, viveristas y jardineros, serenos, camineros, albañiles, constructores, maquinistas, marineros, lancheros, guardaparques, vaqueanos, personal administrativo, técnicos, profesionales y directivos. 

Un poco más de historia:

Por haber participado como Perito en el litigio limítrofe con Chile, el Estado Nacional le donó a Francisco Moreno una superficie de 3 leguas cuadradas al oeste del Territorio Nacional de Rio Negro, en la zona lacustre. El doctor Moreno consideró que ese regalo era desmesurado y que un paraje de esas características debería pertenecer al dominio público.

En una carta fechada el 6 de noviembre de 1903, Moreno escribió: «Durante las excursiones que en aquellos años hice en el sur admiré lugares excepcionalmente hermosos y más de una vez enuncié la conveniencia de que la nación conservara la propiedad de algunas de ellas, para mejor provecho de las generaciones presentes y venideras. Vengo por ello, invocando los términos de la ley, a solicitar la ubicación de un área de tres leguas cuadradas con el fin de que sea conservado como parque público. Al hacer esta donación emito el deseo de que la fisonomia actual del perímetro que abarca no sea alterada y que no se hagan más obras que aquellas que faciliten comodidades para la vida del visitante.»

Fue así como quedó constituido por el Poder Ejecutivo el primer Parque Nacional. Argentina fue el tercer país americano en poseer una reserva de este tipo. Posteriormente, en 1934, se creó la Dirección de Parques Nacionales, a través de la Ley 12.103. El doctor Ezequiel Bustillo fue el inspirador de la norma y el primer presidente.

Fuentes:
Relato y fotografías históricas: Lidia Mabel Mora
Bibliografía: libro «San Matín de los Andes, pueblo y arquitectura» – 2014

Deja un comentario