“Arte y vida”: un emprendimiento de alimentación saludable, ecológico y consciente

María Laura Brasas es la emprendedora sanmartinense que desarrolló un negocio basado en la necesidad de brindar a la gente la posibilidad de comer sano, atendiendo todo tipo de requerimientos nutricionales. RSM conversó con ella para conocer en profundidad este proyecto que además propone reducir el impacto ambiental y promueve la economía circular.

Estamos en el local de “Arte y vida”, ubicado en la calle Perito Moreno 654, donde María Laura y su equipo ya se encuentran cocinando y armando pedidos. Desde la entrada nos llegan los aromas a comida casera, a calor de hogar. “Hace más o menos tres años que empecé con esta idea. Estaba en una situación económica complicada y me puse a pensar que iba a hacer para solucionarla. Dije: yo quiero entregarle al mundo algo que realmente esté bueno y me sirva a mí también. Así surgió la idea de hacer un tipo de comida que es de difícil acceso para muchas personas, de buena calidad y que hace bien a la salud”, cuenta la emprendedora, entre mensajes y llamados.

Foto: Leonardo Casanova para RSM.

“Venía estudiando los diferentes tipos de alimentación, el veganismo, el vegetarianismo, cómo es posible mejorar el medio ambiente a partir de la alimentación de las personas. Recibir un alimento cotidiano formado por un gran porcentaje de plantas impacta en la salud y en la ecología. Entonces empecé a preparar, con el poquito dinero que me quedaba, las primeras comidas”, explica, enfrascada en un tema que se nota le apasiona.

Este primer comienzo trajo aparejado experiencias, aprendizaje y crecimiento. Viviendo en Córdoba, María Laura empezó a notar que sus viandas eran de especial interés para el personal médico del Hospital de Clínicas de esa provincia, lo que despertó más su curiosidad y entusiasmo.

Profesora de música, imprimió su conocimiento artístico en este proyecto, como se ve integrado en el nombre del negocio: “Responde a la necesidad de estar vital desde un lugar muy creativo.” Instalada en San Martín de los Andes desde el verano anterior a la pandemia, en pleno caos rearmó su propuesta de viandas para apoyar al personal esencial que estaba en la primera línea de batalla. 

“Al comienzo de la pandemia, cuando todo era miedo e incertidumbre, me hice la pregunta de dónde quería estar parada: en mi casa, preocupada, o haciendo algo por la gente. Soy muy precavida, tengo protocolos estrictos de desinfección y de trabajo. Lancé el producto poniéndome en la lucha conjunta con los que estaban en ese momento trabajando”, dice María Laura, señalando los carteles y las botellitas de alcohol que hay desde el ingreso. 

Al poco tiempo empezó a trabajar con la Clínica Chapelco, como empresa tercerizada que provee la comida a los médicos. “Tenemos un producto que está logísticamente orientado a centros de salud. Trabajamos con la clínica desde julio del año pasado, con la característica de tener muchos menúes disponibles por día, divididos en categorías según tipos de dieta”, cuenta Brasas. Esas categorías incluyen carnes magras, comidas sin tacc, vegetarianas, veganas y también tradicionales. La idea es cubrir todas las necesidades específicas de alimentación.

Además de trabajar con centros de salud, las viandas son accesibles a toda la comunidad sanmartinense, sea cual sea su requerimiento nutricional. Para esto, María Laura cuenta con el apoyo y asesoramiento de profesionales de la nutrición. 

Arte y vida tiene una visión de trabajo muy clara. “La idea es que nuestro proyecto no contamine el planeta. No usamos plásticos descartables. Usamos tuppers que pasan por un proceso de desinfección y se reutilizan. Por otro lado, al crear platos formados en su mayoría por plantas, reducimos el consumo de carne y eso impacta en el medio ambiente. Es un movimiento global que se está dando, a partir de un proyecto creado por la Organización Mundial de la Salud y nosotros nos unimos a él”, explica María Laura.

Sumado a este fuerte compromiso ecológico, en Arte y Vida se promueve la economía circular: “Hay una revolución en torno a cómo se piensa la noción de comercio. Mi proyecto se enmarca en el movimiento de economía circular, en el cual yo hago, recibo, y recibe también el entorno. Hay varios puntos que se ven mejorados a partir de lo que uno hace. Por ejemplo, estamos trabajando la posibilidad de entregar material orgánico a lugares donde hagan compost y siembra”, concluye Brasas.

Para acceder a las viandas se puede consultar el menú diario desde la plataforma de Hookau, por whatsapp al 2944 714194 o en puerta, directamente en el local, de lunes a sábado de 9 a 14:30hs. Además se puede conocer toda la producción a través de su cuenta de instagram @arteyvidasma.

Deja un comentario