Docentes de nuestra ciudad se sumaron a las manifestaciones en toda la provincia por la muerte de Mónica Jara

En la jornada de ayer se realizaron diversas marchas en las localidades de la provincia, ante la muerte de Mónica Jara, la docente que estuvo internada en estado grave durante 13 días luego de una explosión en la Escuela Albergue N° 144 de Aguada San Roque. En nuestra ciudad los docentes se convocaron en la rotonda de Curruhinca a las 17:30 y marcharon hasta la Plaza San Martín.

Mientras que los docentes se encuentran en receso, la convocatoria fue amplia y en la capital provincial, la secretaria adjunta de ATEN, Susana Delarriva, destacó la participación del personal de educación. Además agregó: «Estamos en la marcha que nunca hubiéramos querido hacer, estamos porque tenemos que exigir justicia».

Por su parte, el secretario general del gremio docente, Marcelo Guagliardo, sostuvo: “Morir cuando es evitable, resulta intolerable, eso es lo que hoy nos mueve y nos conmueve» y agregó que el Gobierno «es el responsable, que hace de la obra pública un negocio de amigos, que tiene un destrato particular con la escuela pública. Acumulamos muertos, son sus crímenes».

«Uno se tienta con pedir las renuncias, pero resultan inconducentes», dijo Guagliardo haciendo alusión al pedido desde otro sector disidente del gremio que exige la renuncia de la ministra de educación y de vocales del Concejo Provincial de Educación.

Finalmente, a la fiscal que investiga el caso, la Dra González Taboada le pidió que haga «una investigación ejemplar que ponga a los responsables, tiene la oportunidad histórica de terminar con un proceso que sigue costando vidas».

«La escuela no es un lugar para morir. Nuestras escuelas es lo mas contradictorio de la muerte, es la pura contradicción, la escuela es el lugar de la vida. No se puede morir en una escuela».

Deja un comentario