ACV: Causas, factores de riesgo y prevención

Como cada miércoles el doctor Alejandro Galván visitó el estudio de RSM Radio para hacer su columna de salud, pero esta vez no vino solo, lo acompañaron Miriam Vicente, médica neurocirujana, y Rosana Ceratto, médica neuróloga y neurointervencionista. Entre los tres les explicaron qué es un ACV, cómo prevenirlo y de qué manera actuar frente a una persona que está sufriendo uno. 

person holding black and white wall decor

“En febrero del año 2020 en la Clínica Chapelco inauguramos lo que nosotros llamamos stroke, que sería algo así como una unidad de atención del ACV (Accidente Cerebrovascular) integral”, contó el doctor Galván. Ese mismo año pudieron realizar el primer tratamiento exitoso de un accidente cerebrovascular isquémico en un vecino de la ciudad. 

Existen dos tipos de ACV, los isquémicos y los hemorrágicos, para entender la diferencia entre uno y el otro, el equipo le preguntó a la doctora Ceratto. “El ACV isquémico, es el que la gente conoce normalmente como infarto cerebral, lo que muchas veces antes se decía embolia o ataque cerebral. Básicamente se produce porque hay una arteria del cerebro que se tapa por un coágulo y genera una dificultad o una disminución del flujo sanguíneo cerebral, entonces cuando no hay flujo sanguíneo, cuando no hay irrigación dentro del cerebro ese segmento se infarta y se muere. Mientras que el hemorrágico es el que se produce por el rompimiento de una vena en el cerebro”. 

Respecto a cómo prevenirlos la profesional aseguró: “Lo primero es la difusión, que la comunidad, que la gente en sus casas, sepa que cuáles son los síntomas, los signos porque si los conocemos, sabemos a dónde tenemos que ir, y con eso ya hemos ganado un montón de terreno”. Los síntomas del ACV son: adormecimiento en la mitad de la cara, adormecimiento o falta de fuerza en la mitad del cuerpo, trastornos en el habla y hasta puede haber un deterioro de la visión que se presenta bruscamente, “en esos casos tenemos que sospechar que esa persona está sufriendo un ACV”. 

La manera de ayudar a una persona que está sufriendo un ACV es llamar inmediatamente al servicio de emergencias o llevarlo a la guardia, con respecto a esto, la doctora Ceratto subrayó enfáticamente: “En casa no se puede hacer absolutamente nada para revertirlo, no le tenemos que dar a la persona la pastilla de la presión, ni hay ponerle azúcar debajo de la lengua o darle una aspirineta. Lo que hay que hacer cuando una persona tiene estos síntomas es acudir a un centro donde pueda tener un tratamiento adecuado”. 

El accidente cerebrovascular tiene la característica de que es muy poco el tiempo hay para que pueda ser tratado. “Tenemos 4 horas y media de lo que se llama ventana terapéutica que es el tiempo que hay para darle un medicamento a ese paciente y que pueda revertirse. El momento en que nosotros vemos a la persona con un trastorno, o déficit, es el momento de actuar”. 

Uno de los datos que el equipo de médicos resaltó es que una de cada cuatro personas puede sufrir un ACV a lo largo de su vida “independientemente de los factores de riesgo y de la edad de cada uno”, aclaró la neuróloga y neurointervencionista. Es por esa razón que es tan importante poder prevenirlos y saber cómo actuar. Además, indicaron que son la primera causa de discapacidad en el mundo y la segunda de muerte. 

Por su parte, la doctora Vicente, explicó cuáles son los factores de riesgo y aclaró que “son los mismos de todas las enfermedades vasculares” y detalló: diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto, sedentarismo o tabaquista hacen que se vayan juntando detritos en el interior y de esa forma se vayan tapando, reduciendo los vasos, y por donde, provoca que circule menos sangre pura”. 

Asimismo, remarcó que “hay que estar muy atento si uno tiene herencia de diabetes o si alguna vez el médico le dijo que estaba hipertenso. No hay que tomar la pastilla solamente en el momento que la presión está en 15/9, sino que tiene que hacer un tratamiento permanente y cambiar hábitos de vida”. 

Deja un comentario