El bloque de Juntos por el Cambio presentó un proyecto para incluir la capacitación en educación emocional

A través de la concejal, Mercedes Tulian, presidente de la Comisión de Educación, el Bloque Juntos por el Cambio, presentó un proyecto para incorporar en el dictado de los talleres municipales, contenidos de «Educación Emocional» para que se puedan “desarrollar cada una de las habilidades emocionales, conocimiento de uno mismo, autorregulación emocional, motivación o aprovechamiento productivo de las emociones, empatía y habilidades sociales”. 

Según explicaron desde el partido, el fundamento del proyecto parte de la ley Nacional N° 26.206 que contempla asegurar, entre sus 23 incisos, lo siguiente: 
A- Una educación de calidad con igualdad de oportunidades y posibilidades, sin desequilibrios regionales ni inequidades sociales. 
B- Garantizar una educación integral que desarrolle todas las dimensiones de la persona y habilite tanto para el desempeño social y laboral, como para el acceso a estudios superiores. 
C- Brindar una formación ciudadana comprometida con los valores éticos y democráticos de participación, libertad, solidaridad, resolución pacífica de conflictos, respeto a los derechos humanos, responsabilidad, honestidad, valoración y preservación del patrimonio natural y cultural, y demás incisos. 

Según Lucas Malaisi, especialista en educación emocional se trata de “el proceso de enseñanza de las habilidades emocionales mediante el acompañamiento y apuntalamiento de la persona en el ejercicio y perfeccionamiento de las mismas.” 

Por su parte, Rafael Bisquerra, Licenciado en Pedagogía y en Psicología, explica en sus textos: “La educación emocional es una forma de prevención primaria inespecífica. Entendemos como tal a la adquisición de competencias que se pueden aplicar a una multiplicidad de situaciones, tales como la prevención de consumo de drogas, prevención del estrés, ansiedad, depresión, violencia, etc.” 

En este sentido la concejal expuso por qué es importante este proyecto y expresó: “La enseñanza emocional responde a las necesidades sociales – control emocional, asertividad, timidez, comunicación efectiva, resolución de conflictos, mejora de la autoestima, no atendidas en materias académicas ordinarias que, si no están oportunamente consideradas, pueden conducir a comportamientos de riesgo tales como consumo de drogas, anorexia, violencia, ansiedad, estrés, depresión, suicidio, alcoholismo, problemas sexuales, crisis de identidad, dependencia emocional, acoso escolar, etcétera”.  

Con relación a quienes serán los responsables de preparar a los educadores en este tema, explicaron que “el ejecutivo municipal deberá realizar la capacitación de los educadores, trabajadores sociales, docentes, psicólogos y demás operadores comunitarios a partir de la aplicación de la presente Ordenanza”. 

Deja un comentario