El hombre acusado de abuso sexual que el juez Bagnat dejó en libertad, no se presentó a la Justicia y ahora fue declarado en rebeldía

Se trata del acusado Walter Daniel Cerda, a quien se le imputa el delito de abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa, en perjuicio de una mujer, en Villa La Angostura. Días atrás le formularon cargos pero el juez Maximiliano Bagnat no le dictó la prisión preventiva, sino que permitió que permanezca en libertad y entre otras cosas le prohibieron acercarse a la víctima.

El presunto violador debía asistir a una audiencia, sin embargo no asistió a la misma y las autoridades ahora no lo encuentran por ningún lado. Para la Justicia el hombre fue declarado en rebeldía.

Cuando se realizó la audiencia de formulación de cargos, desde la defensa pidieron que se le impusiera la prisión preventiva porque entendían que había riesgo de fuga y de amedrentamiento contra la mujer, víctima del intento de abuso sexual. Sin embargo, el juez Maximiliano Bagnat no hizo lugar al pedido y solo impuso, como medida cautelar, prohibición de tener cualquier tipo de contacto con la víctima y el testigo; prohibición de ingresar y deambular por el Barrio Las Piedritas con la salvedad de poder transitar por el puente que cruza por el arroyo las piedritas; prohibición de acercamiento a menos de 200 metros de la víctima.

Además, se pautó que al no tener domicilio fijo, el hombre deberá presentarse 3 veces por semana en la comisaría.

Dicha audiencia frustró la posibilidad de debatir entre las partes y los tres jueces convocados por el querellante al efecto, porque el autor del hecho no se presentó en tribunales, pese a estar debidamente anoticiado de su obligación de asistir.

Al no acudir a a citación, lo llamaron por teléfono, pero lo tenía apagado. Personal policial fue a buscarlo a una obra en construcción en la que trabaja, en la zona del puerto, pero tampoco se logró ubicarlo. Luego fueron al hospital, donde creían que podría haber pasado la noche, pero tampoco estaba. Lo mismo ocurrió en la terminal de ómnibus, donde solía dormir.

Ante el incumplimiento de las medidas de conducta impuestas, el sospechoso fue declarado en rebeldía por el tribunal interviniente y tanto la Fiscalía como la Querella solicitaron la inmediata detención.

En la audiencia de formulación de cargos el abogado que representa a la querella, Cristian Hugo Pettorosso, había avalado los argumentos y evidencias que utilizó la Fiscalía y agregó que el acusado “es una persona peligrosa y que se puede dar a la fuga, ya que éste mismo ha reconocido en otra causa penal donde se investiga la muerte de Pablo García, ocurrida en enero pasado, que consumía drogas y hasta qué habría colaborado para la distribución de estupefacientes, prestando una motocicleta a García, su amigo, a quien apodaba como “el chapa”.

Ahora Pettorosso explicó que “acá no se respetaron los derechos de la víctima porque había elementos para considerar que este hombre se podía dar a la fuga y finalmente s lo que sucedió. Mi asistida está con mucho miedo, porque teme que el tipo la vaya a buscar, por venganza haberlo denunciado”, indicó.

«Anda un chacal suelto y esto ocurre por la falta de compromiso de algunos sectores de la actividad jurisdiccional y fiscal, ya que el delito investigado es detenible. Es un hecho grave, y hemos aportado sobradas evidencias que llevaban todas a pensar en la posibilidad de fuga, como finalmente sucedió. El inculpado no se presentó porque la fiscalía y el juez de garantías fueron tibios en sus análisis, favoreciendo que el abusador eluda el accionar de la justicia», sostuvo el letrado.

Los jueces del tribunal que dictó la captura son de otras ciudades: Gustavo Jorge Ravizzoli y Enrique Bordón, ambos de Neuquén Capital y la jueza Leticia María Flavia Lorenzo de Zapala.

Deja un comentario