Llegaron los masajes con piedras calientes a San Martín de los Andes

María Luz Ibarra es profesora de Hatha Yoga, con 8 años de experiencia, y brinda masajes psico-bio-electromagnéticos, con piedras calientes, en el Espacio Bubamara, ubicado en el barrio La Cascada, en la calle Luis Goñi 590. RSM conversó con ella para saber de qué se trata esta práctica.

Foto: Leo Casanova

El masaje con piedras calientes es una antigua técnica oriental inspirada en disciplinas como el reiki. «Somos un manojo de terminales bioeléctricas, entendiendo las mismas como conductos que atraviesan todo el cuerpo, ligadas con el sistema linfático. A través del masaje se consigue una mayor fluidez y caudal de energía en el cuerpo, generando bienestar tanto a nivel físico como emocional y mental, previniendo enfermedades y liberando estrés», explica la experta.

Entre los muchos beneficios que genera un masaje con piedras calientes, ocurre que la temperatura de las piedras ablanda la musculatura con mayor facilidad, lo que permite trabajar sobre la zona de una forma más eficiente, además de mejorar la circulación sanguínea, la eliminación de toxinas y la relajación de articulaciones y músculos rígidos o doloridos.

Cuando se habla de masajes «psico-bio-electromagnéticos», María Luz explica que se hace referencia a la búsqueda de una unión, como en yoga, a la integración en coherencia de la mente y emociones, con el cuerpo y el espíritu, en consonancia con el magnetismo del cuerpo en términos de energía. «Estas prácticas son aptas para todo público, de todas las edades y condiciones, quien quiera es bienvenido a vivenciar esta experiencia», agrega.

Foto: Leo Casanova

La profesora comenzó a interiorizarse en estas técnicas a partir de experiencias personales, en las que probó diferentes tipos de masajes para tratar una contractura que creía de tendencia crónica, sin dar con la solución: «Finalmente di con esta técnica de piedras calientes y en un mes de hacerme masajes regularmente, una vez por semana, la contractura había disminuido notoriamente hasta desaparecer. Entonces, desde la vivencia personal de no poder creerlo, porque era una contractura que venía acompañándome desde toda la vida, decidí que quería transmitir ese bienestar».

«Así me inicie en el masaje psico-bio-electromagnetico con piedras calientes. Algo similar me ocurrió con yoga, a través de la vivencia experimentada en las prácticas, la necesidad de seguir compartiendo y expandiendo todos los beneficios y el bienestar que se percibe a nivel físico, emocional y mental», concluye.

Para contactarse con María Luz Ibarra se puede enviar un whatsapp al 11661701656. Los turnos se coordinan en horario a convenir. Además se puede visitar su cuenta de Instagram, donde continuamente comparte información útil y consejos: @chillca.yoga 

Deja un comentario