Caída de piedras por tercer día consecutivo en la Ruta 40 y deslave en la Ruta 234

Tanto desde la Dirección de Seguridad Interior Junín de los Andes como desde Defensa Civil de Junín de los Andes solicitaron a los conductores que se dirijan hacia las Rutas 40 y 237 que circulen con extrema precaución, ya que en las últimas 24 horas cayeron rocas, de tamaños considerables, en inmediaciones de la Cuesta de La Rinconada.

Foto: Gentileza José Cusit

En la zona de la Rinconada es la tercera vez de manera consecutiva que se registran caídas de piedras de gran porte hacia la calzada con motivo de las lluvias y vientos registrados. Afortunadamente no hubo que lamentar algún accidente en la zona, es por ello que reiteran transitar con precaución.

Este miércoles por la mañana se desprendió una roca de considerable tamaño sobre la Ruta 40, a la altura del kilómetro 2.278, que fue retirada cerca del mediodía, hora en la que se normalizó el tránsito.

«Tuvimos caídas de rocas durante todo el día en toda la cuesta de La Rinconada. A los que circulen por esas rutas le pedimos extrema precaución porque como está el tiempo va a seguir cayendo rocas. La lluvia, la nieve, las heladas no están ayudando para nada», dijo el director de Defensa Civil de Junín de los Andes. Norberto Ocares.

Ocares dijo que hasta este miércoles al mediodía no se había registrado ningún incidente con los vehículos que transitaron en las últimas horas por esas rutas próximas a la cordillera. “La semana pasada la conductora de un auto que circulaba por la Ruta 234, llegando al Collón Cura, no esquivó la piedra, que no era grande, pero que fue suficiente como para romperle el cárter. La conductora no iba atada y se golpeó la cabeza con el parabrisas”, relató.

En La Rinconada, distante a unos 30 kilómetros de Junín de los Andes, estuvo personal de Vialidad tratando de despejar las rocas de las banquinas. “Son muy grandes, las sacamos fuera de la ruta, la banquina esta muy blanda y se clavan ahí”, describió.

Por su parte el comisario mayor, Juan Carlos Ibarra, expresó que «en el kilómetro 2.278 cayó una roca de gran tamaño en la cinta asfáltica. En el lugar además del personal de Vialidad Nacional, trabajó Policía de Neuquén y Gendarmería Nacional. Aún persiste el peligro de caídas en el sector, así que solicitamos conducir con precaución en dicho sector».

Respecto al deslave originado sobre la Ruta 234, más precisamente en el kilómetro 26, Ibarra sostuvo que «hay un deslave importante en el lugar donde prácticamente cubrió la mitad de la calzada. Hay personal de Vialidad Nacional y de la División Tránsito, que desvía el tránsito por una sola mano. Se sugiere que los automovilistas que circulen por el sector también lo hagan con máxima precaución».

Deja un comentario