Desde los CPEM 57 y 96 reclaman la firma de los acuerdos para que se abran las guarderías

La comunidad educativa de los CPEM 57 y 96 están atravesando una situación complicada por la falta de espacios de guardería para los hijos de las alumnas que concurren a dichas instituciones. Cansados, ante la falta de respuesta por parte de las autoridades, enviaron un comunicado para visibilizar la problemática. 

En el texto explicaron: “Ambas escuelas brindan, en su oferta educativa, la posibilidad para culminar sus estudios a personas que por diversas situaciones no pudieron hacerlo en su momento”. 

A su vez, contaron que, en muchos casos, estos alumnos tienen que “compaginar la escuela con el trabajo y con el cuidado de sus hijos”. Es por esta razón que los establecimientos escolares ofrecen a aquellas madres y padres que no cuentan con ayuda para cuidar a sus hijos la posibilidad de dejarlos en una guardería próxima al establecimiento escolar mientras concurren a clases.   

Sin embargo, actualmente ambas escuelas tienen dificultades para poder prestar esa ayuda. En la misiva remarcaron que esto se debe “a la falta de respuesta de las autoridades provinciales para concluir con la habilitación de los espacios necesarios a tal fin”. En el caso del CPEM 96, el lugar destinado para guardería es el CDI ubicado en chacra 30, mientras que para el CPEM 57 es la UAF del Barrio el Arenal.  

Asimismo, aclararon que tanto desde Desarrollo Social como la Comisión de Educación del Concejo Deliberante colaboran activamente para proporcionar estos espacios y realizar las gestiones necesarias. En este sentido, aseguraron que no ocurre lo mismo con las autoridades provinciales, que “son quienes deben resolver el tema”. 

Con relación a esto, expresaron que se realizaron numerosos reclamos desde ambas instituciones, tanto de forma escrita como verbal, desde septiembre del año pasado y que hasta el momento no recibieron una respuesta. 

A su vez, en la carta, puntualizaron: “Son las autoridades del Ministerio de Educación quienes deben dar el visto bueno para la firma de los contratos de alquiler para que esos espacios puedan ser utilizados como guarderías”.   

Ya cumplieron 8 meses sin respuesta, es por ese motivo que, desde la comunidad educativa de ambas instituciones, resaltaron: “Esta situación es la que nos obliga a tener que visibilizar ante la sociedad este problema, esperando que sirva para que finalmente se realicen los trámites necesarios, permitiendo así el retorno a las aulas de estas estudiantes, que con mucho esfuerzo buscan concluir sus estudios seguramente con la esperanza de un futuro mejor”.

Deja un comentario