En noviembre volvieron a retroceder los índices de construcción a nivel nacional

El total de los insumos despachados a la plaza local volvió a retroceder en septiembre de 2022, según lo informado por el grupo CONSTRUYA. Esto surge a partir de los Indicadores Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) que miden el total de los despachos al mercado tanto de los insumos relacionados tanto con las obras residenciales como con las obras viales, petroleras y otras.

Foto: archivo

En el noveno mes del año el ISAC mostró una caída de 2,9% mensual desestacionalizada y quedó ubicado 1,1% por debajo del nivel registrado en diciembre de 2021. De esta forma, el ‘estancamiento’ de las entregas al mercado ya cumplió ocho meses. En tanto, de los trece grupos de insumos que conforman el indicador oficial, sólo dos exhibieron mayores despachos que en agosto, uno mantuvo el volumen entregado y los restantes diez tuvieron caídas de variada intensidad.

Al comparar los primeros nueve meses de 2022 con los primeros nueve meses de 2021, el ISAC tuvo una mejora de 6,1%, producto de la recuperación que se verificó a lo largo del año pasado y en los primeros dos meses del corriente año. Mayor aún fue el rebote del ISAC con respecto al promedio de enero-septiembre de 2019 (+8,2%). En tanto, respecto al máximo de diciembre de 2017 resultó 7,3% inferior.

Por su parte, en octubre el Índice Construya (IC) exhibió una suba de 5,3% mensual desestacionalizada, la que le permitió recuperar sólo la contracción registrada en septiembre. En comparación con el máximo histórico alcanzado en julio de este año, el índice todavía acumuló una caída de 10,4%. El estancamiento de los envíos al mercado en torno al máximo señalado es lo que permitió que el promedio de los primeros diez meses de 2022 resultara 6,6% superior al promedio de enero-octubre de 2021.

Tal como se anticipó más arriba, entre agosto y septiembre del corriente año sólo dos insumos que forman parte del ISAC lograron mayores niveles de entregas: mosaicos graníticos y calcáreos (+2,9% desestacionalizado) y hierro redondo y acero para construcción (+0,8%). En tanto, los envíos de cal mantuvieron el nivel (+0,1% mensual). Del otro lado de la línea se ubicaron los despachos de: cemento Portland (-1,0%), hormigón elaborado (-1,7%), pisos y revestimientos cerámicos (-2,1%), placas de yeso (-2,5%), asfalto (-2,8%), pinturas para construcción (-2,9%), ladrillos huecos (-5,1%), agregado ‘vidrio plano para construcción, tubos sin costura y grifería’ (-6,4%), yeso (-7,1%) y artículos sanitarios de cerámica (-8,5%).

A pesar de la corrección observada en los últimos dos meses, en los primeros nueve meses de 2022 todavía se registró una recuperación interanual generalizada: agregado ‘vidrio plano para construcción, tubos sin costura y grifería’ (24,0%), hormigón elaborado (17,1%), placas de yeso (11,6%), cemento Portland (11,5%), hierro redondo y acero para construcción (10,2%), artículos sanitarios de cerámica (8,7%), yeso (7,2%), mosaicos graníticos y calcáreos (7,1%), asfalto (6,6%), cales (5,2%), pisos y revestimientos cerámicos (4,7%) y pinturas para construcción (2,2%). En tanto, en el terreno negativo sólo permanecieron las entregas de ladrillos huecos (-6,3% anual), tal como planteamos en Informes previos. Cabe destacar que se trata del insumo con mayor ponderación en el ISAC.

La recuperación de la actividad de la construcción, tanto de las obras privadas de tamaño medio y grande como de algunas obras públicas, continuó reflejándose en el número de puestos de trabajo formales ocupados en el sector. En agosto de 2022 se registró un total de 407,3 mil puestos de trabajo formales, o sea 50,2% más que en el piso de abril-agosto 2020 (+136,1 mil puestos de trabajo). Además, fue la primera vez que se superó el registro de agosto de 2019 (+0,3%), tal como se puede observar en el siguiente gráfico.

Entre los constructores de obras privadas, las perspectivas para el período octubre-diciembre del corriente año volvieron a deteriorarse (levemente) con relación a lo observado el mes pasado. Del total, 66,1% consideró que el nivel de actividad se mantendrá sin cambios (67,8% el mes pasado). En tanto, los que esperan una caída llegaron a representar 19,6% del total (15,3% el mes pasado) y los que esperan una mejora equivalieron a 14,3% del total (16,9% el mes pasado), tal como se puede observar en el gráfico inferior de la izquierda.

Entre los realizadores de obras públicas, llamativamente, se mantuvo un nivel de optimismo mayor que entre los constructores de obras privadas. Del total, 57,3% indicó que espera un mantenimiento del nivel de actividad actual (-2,2 puntos porcentuales), al tiempo que 22,7% consideró que su nivel de obra subirá en octubre-diciembre de 2022 y sólo 20,0% señaló que espera una contracción.

Por último, en materia de superficie autorizada para construir en el conjunto de los 176 municipios que mide el INDEC mes a mes, en agosto de 2022 se autorizaron 1,295 millones de metros cuadrados. Este guarismo fue levemente superior al promedio de los primeros ocho meses de 2022, lo que indica que el área se mantuvo conforme avanzó el año. Pero, como a partir de agosto de 2021 la superficie aprobada registró un salto con relación al promedio de los meses anteriores (proceso que se extendió hasta diciembre), la comparación interanual arrojó una caída de 12,5% (-185,9 mil metros cuadrados). Al considerar los primeros ocho meses del año, el total autorizado llegó a 10 millones de metros cuadrados y superó en 2,1% al total de los primeros ocho meses de 2021.

Fuente: grupo COSNTRUYA

Deja un comentario