Carta de la joven violada: «No se cansan de seguir encubriendo, protegiendo y favoreciendo a estos enfermos»

A días de hacerse tan público que circuló por todos los medios nacionales el caso de la ciudad de Junín de los Andes, en la que tres jueces ordenaron la liberación de Eugenio Llul, donde deberá pasar los días bajo prisión domiciliaria, la víctima, una joven que actualmente tiene 20 años, y que fue violada por su abuelo paterno desde los 7 hasta los 11, decidió hacer pública una carta.

En la misma manifestó, no solo la bronca sino el dolor y la impotencia que le causa la decisión de los jueces que resolvieron darle la prisión domiciliaria porque entienden que por su edad es persona de riesgo ante el coronavirus.

La revictimización que las autoridades judiciales le hacen volver a pasar, llevó a la joven a escribir lo siguiente:

«Después de tanto, me animé a escribir y hablar sobre esto. No paro de preguntarme una y mil veces porque tuvo que pasarme a mi. Nunca voy a poder encontrar una respuesta, un por qué. Yo confiaba en que se supone que tenías que cuidarme, en qué nada me pasara y me terminaste haciendo daño y cagandome la vida. Haber tenido el coraje de denunciarlo, hablarlo y llevarlo a la justicia, la verdad que no fue fácil. Todo el proceso fue eterno y muy doloroso, verte la cara de pobrecito y de yo no hice nada cuando en verdad me cagaste la vida. Ver toda esa gente (tu familia) que al principio decía estar conmigo, querer apoyarme y ayudarme y que de un momento a otro los viera presenciando los juicios y apoyándote a vos, diciendo que todo estaba armado para beneficiarnos económicamente y otras tantas cosas que inventaron para no querer admitir o creer lo que había echo este ser. La verdad que nunca lo voy a entender, pero gracias por su falta comprensión y apoyo, la verdad que nunca los necesite y mucho menos en ese momento.

Cuando al fin quedó la sentencia firme (después de casi 3 años de todo el proceso) lo meten preso. Por un momento sentí paz, tranquilidad y que ya era hora de que empezará a pagar por lo que hizo. Pero ahora después de 3, casi 4 años preso, le dan la domiciliaria, por ser un hombre de riesgo por su edad. Se cagó en la edad que yo tuve cuando me destruyó, se cago en mi, en mi vida, pero ojo! Él corre riesgo por su edad y tiene que irse a casita con su familia, como si nada. Cómo dijo mi mamá, hay que quedarse en qué hicimos todo lo que se pudo, porque a esta justicia no hay con que darle, no se cansan de seguir encubriendo, protegiendo y favoreciendo a estos enfermos.

Ahora solo queda seguir adelante y esperar que la termines pagando algún día, que en algún momento va a llegar. Agradezco mucho tener a mi familia, amigxs y toda la gente que me rodea, por apoyarme y acompañarme en todo momento, sin ustedes no hubiese podido».

1 Comment on Carta de la joven violada: «No se cansan de seguir encubriendo, protegiendo y favoreciendo a estos enfermos»

  1. A los jueces sanción xsemejante aberración y hacer capacitación deviolencia de género por 6 meses,teórico y práctico.
    Son de terror.

Deja un comentario

error: Contenido protegido ante copia