En San Martín las panaderías aguantan hasta donde pueden para no aumentar el precio del pan

Desde hace días algunos molinos ya aplicaron un aumento a la bolsa de harina. Es por ello que algunos productores locales comenzaron a buscar precios y teléfonos de diferentes proveedores para no trasladar los aumentos al precio del pan. «El rebusque siempre está, sino le comprás a un proveedor, se le compra a otro, pero que hay especulación eso no se puede negar. En dos días me pasaron cuatro precios diferentes», expresó un vecino que tiene la panadería desde hace años en la ciudad.

En los últimos días se conoció que el aumento de la bolsa de harina 0000 tuvo un incremento que indefectiblemente genera preocupación en los productores. Es que durante todo el año mantuvieron los precios, pero este nuevo incremento a algunos se les hace insostenible seguir sin aumentar los productos. «No es solo el precio de la harina, hay otros insumos que permanentemente fueron aumentando y en algunos casos hasta un 100%. La crema de leche es uno de los ejemplos. En menos de 10 días estamos pagando el doble», indicó.

RSM realizó una pequeña recorrida de varias panaderías de la ciudad y muchos de los comerciantes explicaron que «hacemos lo imposible por mantener los precios. Nadie quiere perder, pero en el escenario que vivimos es difícil subirle el pan a nuestros clientes», manifestó otro de los panaderos locales.

«La bolsa de harina 0000 varía entre 850 y 1050 pesos, tenés el tipo que te banca porque uno es cliente, pero también está el especulador que por las dudas te la aumenta 100 pesitos para no perder. Nosotros vamos a mantener los precios, el kilo de pan a $120, pero si pega un salto la bolsa de harina veremos cómo hacer para no afectar demasiado a los clientes», explicó otro de los productores locales que tiene el kilo de pan al mismo precio que en el verano.

En síntesis, la mayoría de los panaderos locales intentarán absorber el aumento de la harina para no trasladar el precio al producto final. Casi todos concuerdan en que es mejor vender más manteniendo los precios, que aumentar y perder clientela. Pero los constantes aumentos de otras materias primas, atentan contra la economía de productores y clientes.

Deja un comentario