Gendarmería Nacional expulsó a chilenos que ingresaron ilegalmente al país con municiones y uniformes camuflados

Gendarmería Nacional expulsó en la tarde del sábado a tres ciudadanos chilenos que habían ingresado por Batea Mahuida. No solo cruzaron la frontera de manera ilegal, sino que además lo hicieron con un enorme cargamento de municiones. Su expulsión fue realizada por el Paso Pino Hachado.

Llamó poderosamente la atención fue que los ciudadanos chilenos llevaban en el auto 59 municiones calibre 357, 101 municiones de calibre 22, 3 cartuchos de calibre 28, 2 cartuchos de calibre 12, un binocular y ropa camuflada. Las fuerzas nacionales no interrogó a los demorados sobre el destino de las municiones ni del resto de los elementos, sino que simplemente los enviaron de vuelta a Chile, esta vez por el Paso Pino Hachado.

Previa intervención del Juzgado Federal de Zapala, quien orientó que se tome contacto con el Fuero Ordinario jurisdiccional y con personal de Migraciones y Aduana, el personal de la Fuerza detuvo a uno de los ocupantes del rodado, mientras que los otros dos ciudadanos chilenos y el vehículo quedaron a disposición de autoridades de la Policía de Investigación (PDI) del país limítrofe.

Dos de los chilenos eran mapuches, mientras que el tercero está inscripto en su país de origen como guía de pesca, por lo que se cree que sabía perfectamente que habían cruzado la frontera por un paso ilegal.

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, confirmó el hecho a través de sus redes sociales.

Deja un comentario